un sitio de

Tonya Harding, la villana del deporte que mandó golpear a su rival antes de las Olimpiadas

Azteca América

January 30, 2018

 "¿Por qué, por qué, por qué ?", gritaba sin cesar una desconsolada y malherida Nancy Kerrigan en Cobo Arena de Detroit. Era el 6 de enero de 1994 y el sueño de la patinadora por coronarse como la mejor de los Juegos Olímpicos de invierno se esfumaba. La joven había sido atacada tras su entrenamiento por un hombre encapuchado, quien la había golpeado en la rodilla con un bastón metálico. 

En ese instante, fanáticos y el mundo del patinaje sobre hielo y el deporte temían lo peor. El incidente podía dejarla fuera de los Juegos Olímpicos de Invierno de ese año en Lillehammer, Noruega, y podría poner fin a su exitosa carrera sobre las pistas de hielo. 

Afortunadamente, las lesiones no fueron graves y Kerrigan tuvo el tiempo de reponerse y estar lista a la hora de presentarse en la contienda, donde obtuvo la medalla de plata. Lo que si fue grave fue la trama de conspiración, maltratos, envidia y venganza que había detrás y que poco a poco reveló la investigación sobre el ataque. 

Fue su compañera y rival, Tonya Harding, quien estuvo detrás de la conspiración y quien este año al fin le roba los reflectores a Kerrigan para convertirse en protagonista gracias al filme que lleva su nombre: “Yo, Tonya”. 

Es en este personaje en quien se centra la película que  narra la vida de la que en su momento fue considerada como la peor villana en el mundo del deporte. La patinadora, interpretada por la actriz Margot Robbie, fue implicada como la autora intelectual del accidente, pues fue su marido, Jeff Gillooly, quien contrató al entonces misterioso hombre que hirió a la deportista.  

Según datos de la BBC, a pesar de que Harding fue la primera estadounidense en ejecutar un triple giro en el aire y por tanto no tuvo problemas para ganar el campeonato nacional y clasificar a los Juegos Olímpicos, consideraba a Kerrigan como su rival potencial, lo que desencadenó una conspiración contra la patinadora.

Desde el inicio negó su participación en el ataque a su colega, con quien coincidió en Noruega, y quien estaba ya recuperada. 

Sin embargo, debido a la presión de las investigaciones, además de problemas que le ocasionaban los cordones de sus zapatos para patinar, Harding no rindió como se esperaba durante la competición y tras la ejecución de su rutina, rompió en llanto. Por el contrario, Kerrigan fue acreedora a la medalla de plata. 

Madre de Tonya Harding la tacha de mentirosa por supuesto incidente con cuchillo

Tras su participación en las olimpiadas, Harding se declaró culpable de haber obstruido la investigación de las autoridades, tras reconocer se había enterado de quién estaba detrás del ataque a Kerrigan después de que este ocurriera y no haberlo comunicado a la policía. 

Sin embargo, cuando todos daban por cierta la participación de Harding en la trama orquestada por su entorno, ella lo negaba, diciendo solo era responsable por no informar las cosas que descubrió sobre el ataque cuando volvió a casa después de los nacionales… Días después se descubrieron pruebas caligráficas que la implicaban en la elaboración de los preparativos del ‘golpe’. Años después, reconoció sus culpas en su autobiografía.

La Asociación de Patinaje Estadounidense la despojó del título ganado en los Campeonatos Naciones de Detroit y la suspendió de por vida al considerar que sabía de la conspiración. 

Declarada persona no grata, ‘la villana del deporte’ se alejó de las pistas de patinaje sobre hielo, pero aprovechó su fama mediática para participar en emisiones de televisión e intentó hacer una carrera en el mundo del boxeo. No obstante, su paso por el ring fue fugaz.

En la película dirigida por Craig Gillespie también se narran los problemas de infancia de la protagonista, las dificultades a las que se enfrentó para competir, así como las burlas y críticas sociales a las que se enfrentaba debido a su forma de vestir. 

Ciertos abusos por parte de su madre, sus problemas con la justicia por violencia doméstica, son otros aspectos que muestra el largometraje centrado en el personaje que hace poco más de 23 años acaparó los reflectores en el mundo del deporte y que ya da de qué hablar. 

COMPARTIR EN

Outbrain

Relacionados