un sitio de

Washington Post desenmascara a mujer que acusó falsamente a Roy Moore de abuso para desacreditar a sus verdaderas víctimas

Azteca América

November 29, 2017

Imágenes de archivo: Reuters

La reciente oleada de acusaciones por abuso sexual ha alcanzado a la política estadounidense, pues varias mujeres han señalado al ahora candidato a senador republicano, Roy Moore, de haberlas acosado o violado cuando tenían entre 14 y 16 años. 

Este señalamiento ha tambaleado a uno de los aliados políticos más poderosos de Donald Trump, quien incluso a respaldado a Moore, al señalar que las acusaciones son mentira.

Esta semana, The Washington Post desenmascaró a una mujer contratada para contar una historia falsa sobre Roy Moore, la cual, al darse a conocer, sería utilizada para señalar al medio de Washington como un periódico que difunde las supuestas noticias falsas de las que se queja casi cada día el presidente de Estados Unidos.

La historia comenzó cuando una mujer que aseguró llamarse Jaime T. Phillips contactó al Post para decirles que entabló una relación con Moore en 1992, misma que la llevó a tener un aborto cuando ella tenía tan sólo 15 años. 

Sin embargo, durante las entrevistas con el diario, cuestionó de manera insistente a los reporteros para que le respondieran sobre los efectos que su declaración tendría sobre la campaña de Moore, quien busca hacerse con un lugar en el senado.

Trump dice que la cinta de "Access Hollywood" en la que reconoce abuso sexual es falsa

Las personas que se vieron con Phillips, señalaron a la mujer que el Post no podía publicar ninguna historia si esta no contaba con una amplia investigación, al tiempo que le cuestionaron sobre varias inconsistencias en su historia, pues, además de tener huecos y contradicciones, en ciertas publicaciones de internet realizadas por Jaime, las motivaciones eran muy sospechosas.

Ella de inmediato señaló que su relato era verdad y que no trabajaba para ninguna organización dedicada a señalar a periodistas.

Ante esta última información, la gente del Post se mantuvo atenta a los movimientos de Phillips, quien el pasado domingo por la mañana fue vista mientras entraba a unas oficinas pertenecientes a Project Veritas, grupo conservador encargado de señalar a medios masivos y grupos de izquierda como creadores de noticias falsas. 

Fue ahí cuando empezó a ser claro que la mujer sólo buscaba hacer quedar mal al Post con una historia falsa, misma que serviría para desacreditar a las víctimas reales de Moore.

De hecho, otros reporteros del Post encontraron en internet que la propia Jaime había montado una campaña en la página de fondeo GoFundMe, donde Phillips solicitaba dinero para mudarse a Nueva York, pues había aceptado un trabajo en un “medio conservador que combate las mentiras y falsedades de los medios liberales”. 

Las oficinas centrales de Project Veritas se encuentran justo en la Gran Manzana, así que todas las piezas cayeron en su sitio.

Tras denuncias de pedofilia, Moore pierde a todos menos a Trump

El diario capitalino publicó este lunes no el falso testimonial ni un escarnio contra la mujer, sino toda la historia donde la mujer trató de engañar a los reporteros. El editor ejecutivo del Post, Martin Baron, señaló que si bien siempre respetan los acuerdos extraoficiales con sus entrevistados, esta vez “se trató de un plan para engañarnos y avergonzarnos. 

La intención de Project Veritas era clara: publicar la conversación si caíamos en la trampa. Pero gracias a nuestro rigor periodístico, no caímos”.

Así un nuevo episodio en la batalla que Trump y sus allegados han decidido montar contra los medios críticos a sus acciones.

COMPARTIR EN

Outbrain

Relacionados