SECCIONES DEDeportes

Lluvia de billetes en el tercer cara a cara entre McGregor y Mayweather

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

14 de julio de 2017, 12:19 hrs

  Conor McGregor impactó con su vestimenta, la confesión de que es negro "de la cintura hacia abajo" y al morder una oreja a Floyd Mayweather, quien le arrojó al rostro dólares en Nueva York, en el tercero de los cuatro cara a cara pactados para promocionar su pelea del 26 de agosto en Las Vegas.

conor mcgregor

Imagen: Reuters

El irlandés, campeón de artes marciales mixtas de la UFC (Ultimate Fighting Championship), apareció en el Barclays Center neoyorquino vestido con un abrigo de piel blanco adornado en la espalda de una enorme serpiente de varias cabezas; su torso, desnudo, exhibió numerosos tatuajes entre ellos el de su nombre.

En tanto, el múltiple campeón mundial de boxeo volvió a vestirse con ropa deportiva, aunque esta vez subió a la tarima con un suéter negro y blanco, una gorra con estrellas y, al igual que el miércoles, con la bandera de Irlanda en la espalda.

Uno de los momentos más candentes del tercer cara a cara se vivió cuando McGregor tomó el micrófono y presumió de sus orígenes al afirmar: "Soy negro de la cintura para abajo".

Esta frase provocó numerosas risas del público, que en medio de la sorpresa comentó con sarcasmo lo dicho por el irlandés.

El estadounidense 'Money' Mayweather no quiso perder la atención de los espectadores y su actuación más llamativa se produjo tras sacar de su cartera de piel de cocodrilo un fajo de dólares y lanzarlos en la cara a su rival del 26 de agosto.

The Notoriuos reaccionó mordiendo una oreja a Mayweather cuando el estadounidense ensayaba una 'selfie' con su teléfono móvil.

La situación se tornó tensa poco después y marcó el final del cara a cara porque los integrantes del séquito de McGregor invadieron el escenario en busca de 'Money' Mayweather.

Entonces la seguridad del evento intervino de manera oportuna y evitó que la situación se saliera de las manos.

La gira promocional del combate terminará este viernes en Londres con el cuarto cara a cara.