SECCIONES DEEntretenimiento

Latinos y Hollywood: la historia de un amor platónico

Azteca América Azteca América

23 de marzo de 2017, 11:59 hrs

 Hollywood

Imagen: Flickr / Mark Fugarino

¿Por qué hicieron tanto ruido los siete Premios de la Academia con los que se coronó Gravity en 2014, los cuatro que ganó Birdman en 2015 y los tres que se llevó The Revenant en 2016? Porque quienes arrasaron fueron Emmanuel Lubezki, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu: cineastas mexicanos, en un país donde los hispanos rara vez son reconocidos.

Pero la ausencia de los latinos en la industria cinematográfica estadounidense comienza mucho antes de las premiaciones; se origina en la falta de representación en los papeles y en la insistencia en estereotipos, dos caras de la misma moneda.

Chris Rock escribió hace un par de años para The Hollywood Reporter "La pregunta no es si Hollywood es lo suficientemente negro o no. Una mejor pregunta sería si Hollywood es lo suficientemente mexicano. Estás en L.A.: intenta no contratar a mexicanos. [...] ¿Me estás diciendo que no hay mexicanos calificados para hacer algo en un estudio? ¿De verdad? ¿Algo que no sea trapear? ¿Qué tan probable es que eso sea cierto?".

Los latinos, quienes componen más del 17% de la población del país y casi la mitad de la de Los Ángeles, son cinéfilos comprometidos: compran uno de cada cuatro boletos de cine vendidos a visitantes frecuentes. Sin embargo, se trata de uno de los grupos menos representados en las pantallas. Un estudio de 2016 revisó más de 11,000 personajes con papeles hablados y encontró que sólo el 5.8% de éstos correspondían a hispanos o latinos. 

En una op-ed titulada "Los Óscares son menos blancos, pero ¿dónde están los latinos?", Dennis Romero reconoce la importancia y el éxito del movimiento #OscarsSoWhite para incluir a más artistas afroamericanos, pero también resalta el hecho de que el problema de la falta de diversidad en Hollywood no se ha erradicado y, para los latinos en particular, no ha mejorado en lo absoluto.

En el 2015, en el panel Women in Motion que organizó The Hollywood Reporter en Cannes, Salma Hayek contó contó que una vez un ejecutivo de la industria (a quien tuvo la delicadeza de no nombrar) le dijo que hubiera podido convertirse en la estrella más grande del país, si no hablara como mexicana: "eres inteligente, talentosa y hermosa, pero naciste en el país incorrecto". 

También puedes leer: La brecha salarial o lo que Islandia y EEUU no tienen en común