SECCIONES DEEntretenimiento

"Gerald's Game”, la novela de Stephen King en Netflix

Jimena Barragán Jimena Barragán

02 de octubre de 2017, 17:26 hrs

Gerald’s Game es la última adaptación de una novela de Stephen King, la cual va de la mano con Netflix. Es protagonizada por Carla Gugino y Bruce Greenwood.

Mike Flanagan es el director, su trabajo previo como: Oculus y Hush lo marcó como una de las voces de terror más nuevas y confiadas del cine estadounidense, y cuya adaptación del libro de King es una de las ofertas con más expectativas de suspenso del año.

Cuenta la historia de una mujer y su esposo que deciden ir de vacaciones a una casa en el bosque, con el objetivo de salvar su matrimonio. La pareja va convencida, o, al menos, eso cree Gerald, de que un juego de dominación puede reabrir las puertas del deseo en casa. 

En lo que comenzó como un viaje romántico co su esposo se torna en un juego extraño cuando Jessie siente que Gerald está interesado en vivir una fantasía de violación más violenta que la sexy y rechaza sus avances. 

Gerald ata a Jessie a la cama, pero pronto descubre que las esposas que la atan físicamente ya la habían atado psicológicamente. 

Tras una discusión Gerald sufre un infarto y muere inmediatamente junto a su mujer.

Parece que no puede pasar nada peor, hasta que un lobo aparece por la puerta abierta después de haber desarrollado el gusto por la carne fresca cruda, comienza a roer el brazo de Gerald. Que, sorprendentemente, hace que Gerald despierte.

O, al menos, despertar en la mente de Jessie. A partir de este momento, el juego de Gerald se desarrolla tanto en la realidad como en la imaginación de su heroína atrapada, que se dedica a largos debates con su marido (muerto), así como una versión más confiada de sí misma. 

Todo comienza a girar al rededor de ¿cómo se va a liberar de las esposas que la sujetan a la cama? 

Pero el proceso pronto toma un giro para el realmente inquietante cuando, en una de muchas conversaciones consigo misma, a Jessie se le dice que la clave de su liberación está en su pasado. Específicamente, con "él".

Es cuando aparece en escena el padre de Jessie Tom (Henry Thomas), a quien vemos en una casa de vacaciones, cometer un acto atroz contra su hija de 12 años (Chiara Aurelia) mientras observan un eclipse histórico. Tom manipula a la joven Jessie, le hace prometer que mantendrá ese momento en secreto. 

Lo que poco a poco emerge es un retrato de una mujer que busca desesperadamente escapar de sus prisiones. 

Y en el proceso, la película describe de forma incisiva las muchas maneras tortuosas en que los hombres controlan y lastiman a las mujeres, no sólo a través de malos tratos físicos, sino también de explotación emocional y mental.

Gerald's Game argumenta en última instancia que los monstruos son reales y que sólo pueden ser derrotados a través de la confrontación directa, incluso si eso significa revisar secretos enterrados desde hace mucho tiempo y arrastrarlos de las sombras a la luz .