SECCIONES DEEntretenimiento

Trillizos separados al nacer descubren que fueron objetos de un experimento

Azteca América Azteca América

30 de enero de 2018, 19:58 hrs

Parece que esta es una de esas entrañables historias que suceden en Nueva York, pero en realidad no lo es. Tampoco se parece a la trama de The Parent Trap.

En 1980, tres jóvenes descubren que eran trillizos, que habían sido separados al nacer y criados por padres adoptivos que no tenían idea de que sus hijos tenían otros hermanos.

Ese es solo el punto de partida del documental "Three Identical Strangers", que narra  la reunión de Bobby Shafran, Eddy Galland y David Kellman. Este filme que se presentó en el Festival de Cine de Sundance, se dice que pasa rápidamente de ser una experiencia gratificante a causar angustia al espectador.

Tim Wardle, director del documental, intercala entrevistas con Bobby, David y varios amigos con escenas recreadas sobre la vida de los hermanos. Además se incluyen imágenes de archivo donde los tres hermanos se muestran jóvenes y sonrientes.

En la cinta podemos ver como los trillizos incluso consiguieron un cameo en la película de los ochenta protagonizada por MadonnaDesperately Seeking Susan, a invitación personal de la cantante y  comenzando un negocio en Nueva York, un restaurante llamado, obviamente, Triplets.

La camaradería mostrada por los hermanos no era un truco; ellos aseguran que realmente tenían una conexión instantánea, pero gradualmente se hace evidente que también había diferencias que iban más allá de sus gustos superficiales en deportes, mujeres e incluso las marcas de cigarrillos. 

Los trillizos se criaron en familias muy diferentes y según se revela en el documental: esto fue completamente planeado.

Una visita inicial de los padres a la agencia de adopción Louise Wise lleva a un rastro de descubrimientos cada vez más escabrosos sobre un estudio científico de gemelos y trillizos separados. 

La investigación para el documental se apoyó en el escritor de la revista New Yorker, Lawrence Wright, quien estaba trabajando en una historia sobre el estudio.

Los jóvenes y sus familias descubren que su niñez fue monitoreada, filmada y documentada, bajo la apariencia de un seguimiento adoptivo normal, que en realidad servía a los intereses de un psicólogo que quería probar las influencias de la naturaleza versus la crianza. 

En el documental parece que quedan fuera muchos detalles psicológicos quizás un poco oscuros para ser procesados por la audiencia, por ejemplo: la participación de uno de los hombres en un crimen violento, antes del descubrimiento de la existencia de sus hermanos, detalle que se omite tal vez porque no puede vincularse con la naturaleza o la crianza.

El investigador principal del retorcido experimento, Peter Neubauer, falleció sin dar a conocer los resultados de la investigación, pero su asistente que ahora es un hombre mayor, la justifica diciendo que "antes los tiempos eran diferentes".