SECCIONES DEEntretenimiento

Harta de ataques racistas y misóginos, Kelly Marie Tran deja Instagram

Azteca América Azteca América

21 de agosto de 2018, 09:41 hrs

Kelly Marie Tran, actriz vietnamita-estadounidense que interpretó a Rose Tico en la última entrega de la saga Star Wars, desplegó enérgicamente en un ensayo autobiográfico para The New York Times los largos años en que fue marginalizada por su apariencia, es decir, por no ser blanca en un "mundo dominado por blancos", como ella expone.

"Apenas estoy comenzando", escribió al final de su ensayo Tran, donde expuso la gran cantidad de veces en que fue discriminada por su color de piel y por no ser igual a los demás; sin embargo, Tran no sólo se puso en el lado de víctima, de individuo marginalizado, sino también mostró su actitud en contra del racismo y discriminación, en su caso específico por su pasado asiático y su lucha para contrarrestarlo.

Tran, en su espacio autobigráfico, reveló que tuvo que eliminar su cuenta de Instagram debido a los constantes insultos racistas en contra de ella por medio de usuarios de la red social. Tran expuso que el principal problema fue que comenzó a "creer esas palabras, esas historias, cuidadosamente elaboradas por una sociedad que estaba construida para mantener el poder de un solo tipo de persona, un género, un color de piel, una existencia".

Tran expone, claramente, la coerción de la sociedad, en este caso estadounidense, para someter a sus inmigrantes a sujetarse a una regla ya predispuesta en la cual todos se deben de medir.

Próxima película de "Star Wars" incluirá escenas de Carrie Fisher

"Me adjudicó, dentro de mí, reglas que habían sido escritas antes de que yo naciera, reglas que hicieron que mis padres consideraran necesario abandonar su nombres verdaderos y adoptar nombres nortemaricanos —Tony y Kay—, para que se les facilitara a los demás pronunciarlos, una eliminación de la cultura que todavía me duele en lo más profundo de mi ser".

Después de desentrañar sus orígenes vietnamitas y explicar que fueron eliminados por la cultura estadounidense, abre su campo de batalla y expresa los deseos de pode vivir en un mundo donde las culturas convivan una con otra, sin la necesidad de que impere una sobre otra.

"Quiero vivir en un mundo donde los niños de color no desperdicien toda su adolescencia deseando ser blancos. Quiero vivir en un mundo donde las mujeres no estén sujetas al escrutinio sobre su apariencia, o sus existencias, o su existencia en general. Quiero vivir en un mundo donde las personas de todas las razas, religiones, clases socioeconómicas, orientaciones sexuales, identidades de género sean vistas como lo que siempre han sido: seres humanos".

Tran expuso que trabajará para conseguir llegar a ese mundo que desea, pero también da su tiempo para aseverar que ella no es la única persona que ha sido víctima de la marginalización y discriminación por racismo, sino que  así crece la mayoría de personas de color que viven en un mundo de blancos.

Disney llevará la experiencia Star Wars a otro nivel

Según una estadística del 2014, la última existente, existen 1.3 millones de inmigrantes vietnamistas en Estados Unidos.