SECCIONES DENoticias

Trump asegura que no va a despedir a Mueller

Azteca América I EFE Azteca América I EFE

17 de diciembre de 2017, 17:53 hrs

mueller El fiscal especial Robert Mueller saliendo del Senado tras informar de su investigación sobre posibles injerencias rusas en la elección presidencial de 2016. Washington, D. C. 21 junio 2017. Imagen: Reuters

El presidente Donald Trump aseguró hoy que no piensa despedir al fiscal especial que investiga la posible injerencia del Gobierno ruso en las elecciones presidenciales de 2016, Robert Mueller, tras varias informaciones que así lo afirmaban.

Preguntado por los periodistas por el asunto al regresar a la Casa Blanca de Camp David, Trump fue rotundo al respecto.

No obstante, Trump indicó estar molesto por la supuesta obtención irregular de correos electrónicos de su equipo de transición por parte del equipo de Mueller, algo que sin embargo niegan los investigadores.

Casa Blanca confirma llamada entre Trump y Putin sobre CIA

De todas formas, el magnate dijo estar seguro de que no encontrarán en ellos prueba alguna que determine si su campaña se coordinó con el Kremlin para influir en los resultados electorales de 2016.

En una carta enviada a los comités del Congreso y el Senado, el abogado Kory Langhofer, del grupo Trump for America, indica que el equipo de Mueller recibió ilegalmente los correos relacionados con la investigación por parte de la agencia del Gobierno Administración de Servicios Generales (GSA).

Según la misiva, citada por la cadena Fox y la web Político, entre otros medios, la divulgación de esas "decenas de miles" de correos electrónico con "información privilegiada" pueden suponer una violación de sus derechos constitucionales.

El grupo Trump for America utilizó las oficinas, el equipo y el servidor de correo de la GSA en el periodo entre la elección de Trump, en noviembre de 2016, y la inauguración de su mandato, en enero pasado.

Reforma fiscal, el regalo de Navidad de Trump a los más ricos

Langhofer aseguró en la carta que la oficina de Mueller obtuvo los registros de la GSA a pesar de que era "consciente" de que esa agencia "no poseía ni controlaba los registros en cuestión" y que "usó ampliamente el material en cuestión" en sus investigaciones.

El portavoz de Mueller, Peter Carr, defendió el trabajo del fiscal especial en una declaración emitida tras la publicación de la carta.

"Cuando hemos obtenido correos electrónicos en el curso de nuestra investigación criminal, hemos asegurado el consentimiento del propietario de la cuenta o el proceso penal correspondiente", dijo.