SECCIONES DENoticias

Trump frente al muro de la realidad

Bárbara Pérez | AP Bárbara Pérez | AP

24 de febrero de 2017, 10:14 hrs

Trump

Imagen: Reuters

Trump quiere un muro "hermoso" y "grande" en la frontera con México, pero la geografía, la política, los fondos y la ley no son sus mejores amigos en este momento.

Una de sus principales promesas de campaña fue que sería México quien pague por el muro, cosa que México (y no sólo México) ha refutado una y otra vez.

El primer borrador presupuestario que envió al Congreso pedía 2,600 millones de dólares tan sólo para comenzar. El secretario de Seguridad Nacional John Kelly calculó que un muro a lo largo de toda la frontera costaría alrededor de 21,000 millones de dólares en total. No es claro cuánto dinero aprobará el Congreso.

Quizá te interese: A Trump no le alcanza para su muro

Cerca de la mitad de los 3,200 kilómetros de la frontera se encuentra en el estado de Texas y está delimitada por el río Bravo. Un tratado por Estados Unidos y México firmado en 1970 exige que ninguna construcción cerca del río obstruya su flujo

Ahora, la frontera no es tierra de nadie: casi todos los terrenos de la frontera en Texas tienen dueños, muchos de ellos son familias establecidas en la región desde hace generaciones y comprar sus terrenos no será fácil. Eso lo saben George W. Bush y Barack Obama, cuyos abogados se enfrentaron en la corte con los varios dueños.

frontera

Imagen: Reuters

Por otra parte, su intención  se encontró con un obstáculo inesperado, de acuerdo con un reporte del Wall Street Journal: la oposición de los republicanos texanos.

Texas es el estado que comparte el mayor territorio con México y, actualmente, sólo 115 de sus 1 200 millas de frontera están cercadas.

Eso no quiere decir que los republicanos en Texas no busquen un refuerzo de las políticas para frenar la entrada de inmigrantes desde México; no obstante, tienen una idea distinta a la de Trump sobre cuál es la mejor manera de lograrlo.

Muchos expertos opinan que el mejor camino es cercar únicamente las zonas urbanas, pues debido a las particularidades del terreno construir en ciertas áreas es particularmente difícil.

La oposición por parte de ambientalistas, expertos, demócratas y republicanos, por mencionar a algunos, a una de las principales promesas de campaña de Donald Trump no es el único revés de su mandato de poco más de un mes.

En medio de olas de críticas, resalta una encuesta de este mes, la cual revela que la mayoría de los estadounidenses (58%) se avergüenzan de Trump, mientras que el 60% no comparte sus valores.