SECCIONES DENoticias

Pandillas y policías: el peligroso camino al sueño americano

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

18 de abril de 2017, 17:39 hrs

Los migrantes centroamericanos que se arriesgan a viajar a Estados Unidos para tener una vida mejor, no imaginan el terror que se vive durante su travesía.

marasalvatrucha

Imagen: Archivo

Pablo es un migrante centroamericano de 45 años. Desde 2005 ha intentado cruzar a los EE.UU. Huye del Barrio 18, una pandilla que mató a su tío por órdenes de su propio hijo para recibir una herencia de 600 mil dólares. Después su sobrino intentó matarlo a él.

Ha sido secuestrado en dos ocasiones dentro del territorio mexicano. La primera vez fue en Piedras Negras, Coahuila. Por 4 mil dólares lo soltaron en EE.UU. Su segundo secuestro fue en Coatzacoalcos Veracruz, ruta por la que pasa "la bestia", el tren que los llevará a vivir el sueño americano.

Migrantes la bestia

En su octavo viaje, Pablo fue atacado a tiros por supuestos agentes del Cuerpo de Guardias de Seguridad Auxiliar del Estado de México (Cusaem). Al desobedecer las órdenes de bajarse del tren en movimiento, los agentes dispararon en contra de los migrantes.

"Yo les dije: 'No nos podemos tirar porque el tren va a gran velocidad, si no nos matamos", comenta Pablo que ahora vive en un albergue de la Ciudad de México.

Él también recuerda:"volteé la mirada hacia el frente y escuché los disparos. Mis amigos se tiraron y cuando yo me tiré me soltaron tres disparos más, tres escopetazos en la espalda".

 La Organización No Gubernamental (ONG) Scalabrinianas: Misión con Migrantes y Refugiados (SRM) tramitan su petición de refugio en México y una denuncia contra el Cusaem por los abusos cometidos contra él y otros migrantes.

En ese mismo albergue se encuentra David, un joven de 17 años originario de El Salvador que huye de su país porque los miembros del Barrio 18 quieren reclutarlo.

"Está muy fea la delincuencia en mi país, está muy peligroso. Donde yo vivía dominaba la 18 y no me podía meter donde eran los de la Mara Salvatrucha (MS13) porque ya sabían de donde era yo. Cuando uno se mete en la colonia contraria, lo agarran a uno y lo asesinan o lo desaparecen", relata David, quien comenzó su viaje a lado de su tío y con 500 dólares en la bolsa. Sin posibilidad de pagar un coyote o costear los gastos del viaje.

la bestia

David y su tío llegaron hasta Camalote, Oaxaca. Ahí estuvieron a punto de morir linchados.

"Estamos vivos porque el esposo de la señora llegó y le dijo al presidente municipal que su corazón le decía que nosotros no habíamos hecho nada", recuerda David, que ha decidido pedir asilo en México con tal de no regresar a su país.

Para México, estas peticiones de refugio representan un aumento de 154.6%. Con esto se consolida como un país de acogida y ya no de tránsito. Lo que probablemente será reforzado por las políticas migratorias de Donald Trump.