SECCIONES DENoticias

Una segunda opinión cambia el diagnóstico inicial ¡en el 88% de los casos!

Azteca América Azteca América

25 de abril de 2017, 11:04 hrs

Diagnóstico médico

Imagen: Pixabay

Cuando las personas enferman, buscan al médico para encontrar soluciones. Sin embargo, los médicos no siempre tienen las respuestas, o por lo menos no a la primera, debido a la naturaleza inusual de los síntomas o la complejidad de la condición.

En algunos casos, el propio médico recomienda pedir una segunda opinión; en otras, es el paciente quien la busca y ¿sabes? ¡Esto es exactamente lo que debe hacerse!

Un estudio de la famosa Clínica Mayo revela que hasta 88% por ciento de los pacientes que piden una segunda opinión, obtienen un diagnóstico distinto: algunas veces el primero es erróneo; en otras, el tratamiento es menos agresivo. 

Del total de pacientes analizados, sólo 12% recibió la confirmación de que el diagnóstico original que recibió fue completo y correcto.

Los resultados del estudio fueron publicados en línea en el Journal of Evaluation in Clinical Practice. El equipo de investigación fue conducido por James Naessens, Sc.D., un experto en las políticas de atención sanitaria en la Clínica de Mayo.

¿Para qué buscar una segunda opinión?

Lo principal resulta una obviedad: para confirmar que lo que el médico dijo es correcto. Sin embargo, ello va de la mano con otras ventajas, como son reducir el estrés del paciente y de su familia; descartar complicaciones y saber que lo que se decida hacer va en el camino correcto. 

Para realizar el estudio, los investigadores examinaron los registros de 286 pacientes de atención primaria remitidos a la División de Medicina Interna General de la Clínica Mayo, en Rochester, durante dos años (del 1 de enero de 2009 al 31 de diciembre de 2010).

El equipo comparó el diagnóstico de referencia con el diagnóstico final para determinar el nivel de consistencia entre los dos y, por tanto, el nivel de error diagnóstico. En sólo el 12 por ciento de los casos se confirmó el diagnóstico.

En el 21% de los casos, el diagnóstico fue completamente distinto; y 66% de los pacientes recibió un diagnóstico refinado o redefinido. No hubo diferencias significativas entre los tipos de proveedores.

"El tratamiento eficaz y eficiente depende del diagnóstico correcto", recordó el Dr. Naessens. "Saber que más de uno de cada cinco pacientes de referencia puede ser completa o incorrectamente diagnosticado es preocupante”.

También puedes leer: Adiós Obamacare. Hola millones de ciudadanos sin seguro médico