SECCIONES DENoticias

Princesa japonesa renuncia a la realeza por amor

Azteca América Azteca América

04 de septiembre de 2017, 10:26 hrs

Mako

Imagen: Reuters

No se trata de una película de Disney, sino de un historia de la vida real; poco común, pero verídica. 

La princesa Mako de Japón, la nieta mayor del emperador Akihito contraerá matrimonio con un compañero de la universidad, decisión que implica la renuncia a sus privilegios reales, debido a que Kei Komuro, su prometido, no forma parte de la realeza japonesa.

Mako y Komuro, ambos de 25 años, dijeron que su relación comenzó cuando la princesa se sentó detrás de él en una reunión del campus hace cinco años en la Universidad Cristiana Internacional de Tokio, donde se graduaron.

"Primero me sentí atraído por sus brillantes sonrisas como el sol", dijo Mako, sonriendo tímidamente. Hablaron por primera vez en el evento para los estudiantes antes de un programa de estudio en el extranjero, y luego comenzó a salir, según una entrevista que ofrecieron a la cadena noticiosa BBC.

La pareja tuvo una relación de larga distancia mientras estudiaba en el extranjero , Mako en Gran Bretaña y Komuro en Estados Unidos, durante un año. Luego Komuro le propuso después de la cena en diciembre de 2013.

De acuerdo con El País, las leyes del país nipón establecen que si un miembro de la familia real pretende conservar sus privilegios como tal tiene que casarse con un miembro de la realeza.

Sin embargo, esta ley sólo se aplica a las mujeres y los hombres del imperio sí pueden casarse con plebeyas, tal como lo hizo el príncipe heredero Naruhito.

Este caso no es nuevo para la familia real japonesa, ya que Sayako, hija del emperador, renunció a la realeza cuando contrajo matrimonio con un político de Tokio.

La feliz noticia no es necesariamente una buena noticia para el futuro de una familia real que se enfrenta a las preocupaciones sobre la disminución de la población para mantener su línea de sangre de 2,000 años de edad.