SECCIONES DENoticias

Facebook y los trastornos mentales: las cosas son peores de lo que pensábamos

Bárbara Pérez Curiel | @bpcuriel Bárbara Pérez Curiel | @bpcuriel

05 de mayo de 2017, 08:11 hrs

FacebookImagen: Reuters

Desde que Facebook comenzó a marcar la pauta en las interacciones sociales digitales y el acceso a la información en casi cada rincón del mundo, empezaron a proliferar estudios sobre los efectos en la salud mental del uso y abuso de las redes sociales, y se volvió un lugar común señalarlas como una causa fundamental de depresión y ansiedad en sus usuarios.

Sin embargo, hasta ahora todo parece indicar que estamos lejos de llegar a un consenso acerca de la forma y el grado hasta el cual el uso de Facebook y otras redes sociales provoca o empeora algunos trastornos mentales.

El año pasado, la Facultad de Medicina de la Universidad de Pittsburgh llegó a la conclusión de que las personas de entre 19 y 32 años que eran más activas en Facebook, Twitter y Reddit tenían tres veces más probabilidades de padecer depresión que quienes las usaban menos. 

Pero el mismo estudio aclara que, si bien existe una relación entre la depresión y el uso de redes sociales, esto no prueba que la causa del padecimiento sean éstas, pues "es posible que la gente que ya está deprimida esté volteando a las redes sociales para llenar el vacío".

Investigadores de la Universidad de Glasgow que se enfocaron específicamente en adolescentes concluyeron que el uso de redes sociales, sobre todo en la noche, se relaciona con niveles más altos de ansiedaddepresión, baja autoestima y mala calidad del sueño.

El Happiness Research Institute de Dinamarca llevó a cabo un estudio con más de un millar de personas. A la mitad de ellas se les pidió que se abstuvieran de usar Facebook durante una semana. ¿El resultado? quienes se contuvieron, reportaron sentirse menos tristes, solos y presionados. 

La causa de esto, de acuerdo con dos estudios publicados en el año 2014 en el Journal of Social and Clinical Psychologyes la comparación social: el contraste de la felicidad ajena, maquillada y filtrada, con la miseria personal. Esta dinámica, prácticamente ineludible en redes como Facebook e Instagram, empeora el estado emocional de las personas que se someten a ella por mucho tiempo. 

Problemas mentales, problemas reales: el príncipe William y Lady Gaga hablan de lo que nadie quiere hablar

Este mes, sin embargo, salió a la luz información que revela una posibilidad más inquietante relacionada con el vínculo entre Facebook y los trastornos mentales. Ahora, lo más preocupante no es si Facebook causa depresión, ansiedad y baja autoestima, sino cómo podría estar explotando la depresión, ansiedad y baja autoestima de sus usuarios más vulnerables.

El diario The Australian filtró documentos confidenciales que revelan que Facebook les ofreció a anunciantes la posibilidad de dirigir publicidad a 6.4 millones de adolescentes y jóvenes —algunos, incluso de 14 años— que estén pasando por etapas de vulnerabilidad psicológica marcadas por baja autoestima, inseguridad, estrés o ansiedad.

De acuerdo con estos Facebook es capaz de monitorear publicaciones que indiquen que los adolescentes se sienten "estresados", "ansiosos", "nerviosos", "tontos" o "un fracaso", y de este modo, identificar los "momentos en los que los necesitan una infusión de confianza", lo que les permitiría a los anunciantes hacerlos su blanco en situaciones delicadas.

Facebook quiere que subas tus desnudos para protegerte

El mismo día en que se publicó este reportaje, Facebook emitió un mensaje en el que negaba rotundamente ofrecer "herramientas para elegir objetivos con base en su estado emocional". Y explicó que "el análisis que llevó a cabo un investigador australiano tenía como fin ayudar a los vendedores a entender la forma en que las personas se expresan en Facebook".

Sin embargo, después de que fuera contactada por The Australian, la compañía ofreció una disculpa y aseguró que no era correcto apuntalar a los menores de edad de ese modo. "Abrimos una investigación para comprender la falla en el proceso y arreglar nuestro descuido. Emprenderemos procesos disciplinarios y de otros tipos, como es lo apropiado", dijo una vocera de Facebook en un mensaje enviado al diario.

Aseguró además que Facebook establece que cualquier investigación que implique información sensible sobre el comportamiento emocional de la gente joven debe llevarse a cabo siguiendo un procedimiento riguroso. “Esta investigación no parece haber seguido dicho proceso”, agregó.