SECCIONES DENoticias

Trump critica de "mezquina" la reforma de salud, la quiere más "generosa"

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

13 de junio de 2017, 18:18 hrs

trump

Imagen: EFE

Donald Trump, calificó de "mezquino" el proyecto de reforma de salud aprobado en mayo por los republicanos en la Cámara Baja y pidió a sus colegas en el Senado que lo mejoren para hacerlo "más generoso", según aseguraron fuentes del Congreso a varios medios locales.

Un mes después de alabar el proyecto aprobado en la Cámara Baja y asegurar que estaba "increíblemente bien diseñado", Trump instó a un grupo de senadores a hacer cambios sustanciales en la ley, destinada a reemplazar la reforma de salud firmada por el expresidente Barack Obama en 2010, y que debe recibir aún el visto bueno del Senado.

En un almuerzo con quince senadores, algunos pertenecientes al grupo de trabajo del Senado sobre la ley de salud, Trump les pidió no validar la versión aprobada por la Cámara de Representantes, que era "mezquina", según fuentes legislativas citadas por medios como la cadena CNN y el diario The Hill.

En concreto, Trump cree que la versión de la Cámara Baja no va lo suficientemente lejos a la hora de proteger a los estadounidenses que dependen de los seguros médicos creados bajo la reforma sanitaria de Obama, de acuerdo con la cadena CNN.

Te puede interesar: La Casa Blanca espera que el Congreso apruebe Trumpcare este verano

Las dudas sobre el futuro de la ley en el Senado aumentaron después de que la Oficina no partidista de Presupuesto del Congreso (CBO) publicara en mayo un informe que pronostica que, de salir adelante la reforma republicana, 23 millones de personas perderán su cobertura médica en una década en Estados Unidos.

Además, la mayoría republicana en la Cámara Alta es mucho más estrecha que en la de Representantes y, de acuerdo con las reglas actuales, Trump necesitaría los votos de los 52 senadores republicanos más 8 demócratas de su lado.

Consciente de la dificultad de aprobar la reforma, el mandatario sugirió hace dos semanas que el Senado cambie sus reglas para poder aprobar la ley sanitaria con una mayoría simple de 51 votos en lugar de los 60 que se necesitan bajo las normas actuales.

Trump también ha sugerido, en términos vagos, invertir más dinero en la reforma para convertir el sistema de salud estadounidense en "el mejor que haya en ningún sitio", algo que puede echar para atrás a los republicanos más conservadores en el ámbito fiscal, que quieren aprovechar la ley para reducir el déficit presupuestario.