SECCIONES DENoticias

¿Por qué abandonaron la corte los papás de Charlie Gard?

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

13 de julio de 2017, 10:16 hrs

Imagen, reuters.

Imagen: Reuters

Los padres del bebé de 11 meses Charlie Gard, que padece una enfermedad congénita terminal, dijeron hoy que confían en que un juez del Tribunal Superior de Londres autorice que el pequeño reciba un tratamiento experimental en EE.UU. 

Esto ocurrió después de que tuvieran un desacuerdo con el juez Nicholas Francis, de la División de Familia del Tribunal Superior de Londres, quien citó a comentarios supuestamente emitidos por los padres de Charlie, Chris Gard, de 33 años, y Connie Yates, de 31 años, sobre que no querrían que su hijo continuara viviendo en su estado actual y que no había perspectivas de mejora. Gard y Yates dijeron que la declaración era inexacta.

Gard salió furioso de la corte, seguido de cerca por su esposa. El juez suspendió los procedimientos para almorzar poco después y los padres de Charlie regresaron a la corte para la sesión de la tarde, según información del diario The Guardian

Nicholas Francis atiende el caso del pequeño, que padece el síndrome de depleción de ADN mitocondrial, un extraño desorden que inhabilita la capacidad del cuerpo de dar energía a los músculos, hasta que el cuerpo sufre un fallo respiratorio total.

El magistrado, que en abril pidió que se desconectasen los aparatos que mantienen con vida al bebé, deberá decidir esta vez si cambia de opinión y autoriza la petición de los padres, Connie Yates y Chris Gard, para que Charlie sea sometido a un nuevo tratamiento de terapia nucleósica, que podría posiblemente mejorar su estado. 

También puedes leer: Reino Unido rechaza traslado de bebé Charlie Gard a "hospital del papa"

A través de su portavoz, Alistair Marsden, los padres admitieron hoy que confían en que el juez falle en favor de "la vida de nuestro hijo al dar el permiso para buscar un tratamiento alternativo con expertos especializados en el síndrome que afecta a Charlie".

Los médicos que atienden a Charlie en el hospital de niños Great Ormond, de Londres, quieren desconectar los aparatos que mantienen con vida al bebé para que éste tenga una muerte digna pues creen que no tiene posibilidades de mejorar.

Imagen, reuters.

Imagen: Reuters


Sin embargo, los padres han puesto en marcha en los últimos meses una intensa campaña para impedirlo y han conseguido expresiones de apoyo del Papa Francisco y del presidente de EE.UU., Donald Trump.

En la vista de hoy, que se prolongará todo el día, el juez Francis admitió que es poco probable que hoy llegue a una "determinación final" sobre el caso.

Según la familia de Charlie, siete investigadores y médicos extranjeros aseguran que este tratamiento experimental, del que aún no se conocen detalles, podría ayudar al pequeño.

La situación de Gard ha generado un gran interés mediático tras las intervenciones del Papa y de Trump.

Tal vez te interese: Evaluarán traslado a EEUU de Charlie Gard, bebé que iba a ser sometido a eutanasia