SECCIONES DENoticias

Las redes sociales y el fenómeno creciente de las historias de muerte durante transmisiones en vivo

Azteca América Azteca América

25 de julio de 2017, 23:02 hrs

face

Imagen: Depositphotos

Las redes sociales se han convertido en parte fundamental de la vida del ser humano, a través de éstas puedes informarte, lograr conectare con amigos lejanos o simplemente matar el ocio.

La esencia de las redes sociales radica en compartir, compartir momentos como un buen café, una reunión con los amigos, una cita con el amor de tu vida, una mañana en el gimnasio, en fin, compartir lo que cualquier persona considere un momento único.

Sin embargo, la idea original de compartir en redes sociales se ha ido deformando, ya que algunas mentes maquiavélicas han visto en las redes sociales y sus opciones de transmitir en vivo una nueva ventana para hacer mal uso de ellas.

También puedes leer: Facebook y los trastornos mentales: las cosas podrían ser peores de lo que pensábamos

En los últimos meses el aumento de transmisiones en Faccebook Live han ido en aumento y con ello también los casos de personas que transmiten el odio, horror y hasta la muerte.

El claro ejemplo es Facebook Live donde recientemente se han mostrado varios videos en donde se cometen asesinatos y suicidios en tiempo real.

Pero a esta plataforma digital también se le sumó Instagram, el último caso fue el de una chica californiana que transmitió el momento de su choque y como consecuencia, su hermana y un adolescente murieron.

Te recomendamos: Mujer transmitió en Instagram choque en el que mató a su hermana

Los hechos ya se cometieron, ya forman parte del pasado, pero, ¿qué pasa con las personas que miran los videos, de qué manera les afecta ver este tipo de contenidos?

Las transmisiones en vivo de Facebook Live se emiten en tiempo real, pero los videos pueden ser reproducidos más tarde por las personas con acceso a la página. Es por eso que hay personas que se suicidan una y otra vez en Facebook. 

El psicólogo Gervasio Díaz Castelli explicó a Infobae que la mayoría de estos casos se dan en la adolescencia, "que es el período psicomadurativo de más impulsividad, por lo que hay que estar muy atentos a los chicos de entre 13 y 18 años". "Es un acto desesperado de búsqueda de amor".

Según el especialista, lo  primero que hay que tener en cuenta es la "cuestión del mundo real vs. el virtual": Es que, "como cosa general, para esta generación, no existen acciones en lo real que no se trasladen a lo virtual. Es un movimiento casi automático".

Castelli alerta que "hay mucho contagio de las acciones destructivas".

Los suicidios transmitidos en vivo son ya un fenómeno y lo que más llama la atención es la cantidad de personas que ven ese "evento" en vivo. En muchos casos, son los mismos espectadores los que dan aviso a la policía.