SECCIONES DENoticias

La ley antiinmigrante que entrará en vigor en Texas en septiembre destruirá 248,000 empleos y le costará millones al estado

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

02 de agosto de 2017, 07:48 hrs

inmigrantes

Imagen:Depositphotos

La coalición Texas Trabaja Junta presentó hoy un estudio que prevé que una ley antiinmigrante de Texas aprobada en la última sesión legislativa destruya unos 248,000 puestos de trabajo en ese estado sureño.

Dicha ley prohibirá las "ciudades santuario" y permitirá a las autoridades locales cuestionar el estatus migratorio de cualquier persona detenida a partir del 1 de septiembre.

Los investigadores estimaron además que, si la ley SB4 entra en vigor, el producto interno bruto (PIB) de Texas se reducirá en unos 9,200 millones de dólares por la fuga de indocumentados residentes en el estado por temor a ser deportados.

"El informe que publicamos hoy demuestra que esta ley va más allá de los perfiles raciales: también envía a nuestro estado hacia un desastre económico que no nos podemos permitir", indicó en declaraciones a Efe Carlos Duarte, director regional de Mi Familia Vota, uno de los grupos participantes.

La coalición estatal, que reúne a más de una veintena de organizaciones defensoras de los inmigrantes, lanzó una campaña de presión económica a Texas, en la que advierten a las autoridades del estado sobre el impacto negativo que generaría la ley SB4.

La presentación de este análisis se llevó a cabo hoy en cinco ciudades texanas distintas (Houston, Corpus Christi, San Antonio, El Paso y McAllen), cuyos representantes ya mostraron su disconformidad con la polémica legislación en los últimos años.

Te recomendamos: Perder a migrantes le costaría millones a Texas


"Si el 10% de la población indocumentada de Texas se va, perderíamos 190 millones de impuestos federales y 223 millones en impuestos estatales y locales", lamentó la fundadora de Pantsuit Republic, Dona Murphey, también participante.

La activista de Houston dijo además que esta medida alejará a los estudiantes extranjeros de las universidades texanas, lo que las convertirá en "menos competitivas" respecto a las de otros estados.

El reporte presentado hoy es un análisis comparativo con el realizado en Arizona, basado en el impacto económico que generó la emigración masiva por temor a la ley 1070.

"Basado en los datos que manejamos de Arizona, en Texas serían un millón de trabajadores los que saldrían del estado, por lo menos", afirmó en El Paso el director la Red Fronteriza por los Derechos Humanos, Fernando García.

La campaña, denominada "Texas trabaja mejor cuando Texas trabaja unida", es una iniciativa estatal que combina sectores económicos, políticos y de la comunidad para presionar al Gobierno a echar abajo la ley que afectaría a las familias indocumentadas.

La coalición instó a los pequeños comerciantes de Texas a colocar en las puertas y ventanas de sus establecimientos carteles de la campaña contra la ley, que entrará en vigor dentro de un mes, así como a enviar cartas de oposición a los legisladores.

Te recomendamos: Gobierno de Trump dará 15,000 visas de trabajo temporal para salvar negocios que dependen de migrantes

CLIMA

F C
VIENTO
ATMÓSFERA
ASTRONOMÍA

Selecciona una ciudad:

Powered by