SECCIONES DENoticias

Seúl "evitará una guerra" entre EEUU y Corea del Norte: Moon

Azteca América / EFE Azteca América / EFE

15 de agosto de 2017, 05:00 hrs

moon

Imagen: Reuters

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, dijo hoy que su Gobierno "evitará una guerra a toda costa" en el actual marco de tensión entre Washington y Pyongyang, e instó al régimen de Kim Jong-un a apostar por el diálogo y la desnuclearización.

"El Gobierno evitará una guerra a toda costa. Debemos resolver pacíficamente el problema nuclear norcoreano sin importar los baches que haya", dijo Moon durante la ceremonia en Seúl del "Kwangbok jeol", día de la independencia nacional en el que se conmemora el final del dominio colonial japonés, que duró 35 años hasta 1945.

Las palabras de Moon llegan en un momento marcado por la escalada dialéctica entre Estados Unidos y Corea del Norte, que desveló la pasada semana un plan para bombardear el entorno de la isla de Guam, que alberga importantes bases militares de Washington.

Te recomendamos: Si Corea del Norte ataca Guam iniciaría una guerra muy rápido: Mattis

No obstante, Pyongyang rebajó aparentemente hoy el tono, al informar la agencia estatal norcoreana KCNA de que el líder de su país, Kim Jong-un, había examinado los planes para atacar Guam y había decidido "observar un poco más" la conducta de Estados Unidos antes de emprender la ofensiva.

Moon buscó hoy apaciguar los ánimos de ambos países y subrayó que Corea del Sur no consentirá que su aliado estadounidense realice un ataque preventivo, tal y como han insinuado en varias ocasiones miembros del Gobierno de Donald Trump.

"Una acción militar solo puede ser decidida por la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) y nadie debe decidir emprender una acción militar sin el consentimiento de la República de Corea", afirmó.

También te sugerimos: Ésta es la fecha en la que Corea del Norte dijo que atacaría EEUU

"Al mismo tiempo, mantendremos las puertas abiertas al diálogo militar", explicó el mandatario, en referencia a la oferta que planteó a Pyongyang en julio, y que el régimen de momento ha ignorado.

También quiso tender una mano a Kim Jong-un asegurando que Seúl no quiere "el colapso de Corea del Norte" y que su Gobierno no persigue "la unificación a través de la absorción".

Las continuas pruebas de misiles que este año ha realizado Pyongyang han sido duramente castigadas por la ONU y han incrementado la tensión en la región, además de endurecer el tono de Washington.