SECCIONES DENoticias

Trump ataca a republicanos y amenaza con cerrar el Gobierno si no autorizan fondos para el muro en la frontera con México

Azteca América / EFE Azteca América / EFE

25 de agosto de 2017, 07:44 hrs

Trump

Imagen: Reuters

El presidente, Donald Trump, no ha "abandonado" su exigencia de que México pague por el muro que él quiere construir en la frontera común, pese a haber dado un ultimátum al Congreso para que le conceda fondos para erigirlo, aseguró la Casa Blanca.

Trump amenazó este martes con provocar un cierre parcial del Gobierno si el Senado no autoriza los fondos para construir un muro fronterizo con México, un ultimátum que augura unas contenciosas negociaciones en septiembre sobre el presupuesto.

Los periodistas presionaron hoy a la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, sobre por qué Trump llega al punto de amenazar con un cierre del Gobierno para conseguir fondos del Congreso, cuando la idea original del mandatario era que México sufragase la factura del muro.

"No creo que se haya abandonado ningún esfuerzo" para conseguir que México pague por el muro, dijo Sanders al ser preguntada por eso durante su conferencia de prensa diaria.

La portavoz no dio una razón que explique el ultimátum de Trump, más allá de subrayar que el presidente está "comprometido" a conseguir que se construya el muro, una de sus principales promesas electorales, para "mantener seguros a los estadounidenses".

Cuando una periodista le recordó que Trump últimamente no dice que México va a pagar por el muro, como hacía antes, Sanders respondió: "Tampoco está diciendo que no vayan a hacerlo".

En su llamada telefónica de enero pasado, Trump y el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, acordaron no hablar más en público sobre quién pagaría el muro con el fin de evitar más roces políticos, dado que México se ha negado rotundamente a costear ese proyecto.

La Casa Blanca incluyó fondos para el muro en su propuesta de presupuesto para el próximo año fiscal, y Trump argumentó en abril que México acabaría pagando de "alguna forma" por el muro fronterizo, aunque EEUU tuviera que adelantar los fondos.

La Cámara de Representantes, de amplia mayoría republicana, aprobó dinero para el muro dentro un proyecto de ley de financiación vinculada a la seguridad nacional que aprobó antes del receso de agosto, pero ese proyecto se considera muerto a su llegada al Senado.

Trump ha aprovechado que se acerca el 30 de septiembre, una fecha límite para aprobar nuevos fondos para el Gobierno federal, para amenazar a los senadores con la idea de que, si no incluyen fondos para el muro en ese presupuesto, él no lo firmará, y permitirá que su propia Administración se quede sin dinero para operar.

Lo último sobre el muro fronterizo de Trump

La última vez que hubo una paralización parcial del Gobierno fue en 2013, y se perdieron cientos de miles de dólares, además de provocar el desempleo temporal de miles de funcionarios.

El líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, alertó este miércoles a Trump de que, si sigue con sus amenazas sobre el muro, conseguirá precisamente ese "cierre del Gobierno, que nadie querrá y que no logrará nada". 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a criticar el jueves a los líderes republicanos del Congreso por no haber seguido su consejo de elevar el techo de deuda, lo que podría haber evitado el actual "enredo" legislativo.

Trump escribió en un tuit que aconsejó al jefe de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell, y al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que ligaran la aprobación de la legislación que sube el límite de endeudamiento con una medida sobre los veteranos que firmó el 12 de agosto.

"Pedí a Mitch M & Paul R que vincularan la legislación sobre el Techo de Deuda al popular proyecto de veteranos (que acaba de aprobarse) para una fácil aprobación", escribió Trump.

"No lo hicieron y ahora tenemos un problema con los demócratas retrasando (como es habitual) la aprobación del Techo de Deuda. Podría haber sido tan fácil, ¡ahora es un desastre!", agregó.

El Departamento del Tesoro, que ya está implementando "medidas extraordinarias" para seguir al día con sus obligaciones, aseguró que el límite a la cantidad que el Gobierno federal puede tomar prestado debe ser elevado para el 29 de septiembre.

El asunto es una de las medidas más destacadas que deberá afrontar el Congreso cuando el 5 de septiembre retorne de su receso. Los legisladores tendrán además unos 12 días hábiles desde su regreso para aprobar iniciativas de gasto para mantener al Gobierno funcionando.

La amenaza de Trump sumó una nueva complicación a la batalla que libran desde hace meses los republicanos para lograr un acuerdo presupuestario, agitó a los mercados y generó críticas en sus propias filas.

El renovado ataque de Trump contra los líderes republicanos se produjo apenas un día después de que la Casa Blanca y McConnell emitieran comunicados por separado que aseguraban que seguían trabajando juntos en sus prioridades compartidas, un intento por rebatir reportes que aseguran que la relación entre ambos se está desmoronando.

El mandatario también reiteró sus ataques contra McConnell el jueves por no lograr la aprobación en julio de una ley para reemplazar el Obamacare, combatida por los republicanos desde su aprobación en 2010. "El único problema que tengo con Mitch McConnell es que, tras escuchar Derogación & Reemplazo durante 7 años, ¡fracasó! ¡NUNCA debería haber ocurrido!", tuiteó Trump.