SECCIONES DENoticias

Lenta respuesta policial a protestas violentas en Charlostteville

Jimena Barragán Jimena Barragán

26 de agosto de 2017, 16:35 hrs

Imagen, reuters.

Los detractores atacan a un nacionalista blanco durante un mitin en Charlottesville, Virginia. Imagen: Reuters.

El pasado 12 de agosto se llevó a cabo en el centro de Charlostteville un encuentro entre manifestantes de la ultraderecha con los detractores que no apoyaban este movimiento y que querían que los supremacistas blancos que habían invadido Virginia se retiraran. Durante la manifestación un participante del grupo de los nacionalistas blancos con un chaleco antibalas volteado, apuntó con una pistola hacia la multitud y disparó un solo disparo al suelo, en dirección a un negro que empuñaba una antorcha improvisada.

Una persona grabo el momento de su huída, en el video se puede observar al manifestante armado pasando por una línea de, aproximadamente, una docena de agentes de la policía estatal que se colocaron con seguridad a unos diez metros de distancia detrás de dos barricadas de metal. Ninguno de ellos se movió.

"Todos lo oímos y corrimos, sé muy bien que lo oyeron", dijo Rosia Parker, una activista de la comunidad en Charlottesville a el diario The New York Times. "Nunca se movieron".

La policía tuvo a un sospechoso en el tiroteo bajo custodia el sábado por la mañana, según un funcionario familiarizado con la investigación, que pidió el anonimato para proporcionar información aún no pública. Pero los residentes todavía están exigiendo saber por qué los oficiales no actuaron en tiempo real mientras que la gente pesadamente armada luchó y un coche aceleró hacia una muchedumbre, matando a una mujer. Tan abrupto fue el fracaso de la policía para intervenir, muchos participantes en la protesta y contraprotestas creen que fue a favor de los supremacistas blancos.

Ahora, cuando las organizaciones de poder blanco declaran sus intenciones de reunirse en ciudades de todo el país, los departamentos de policía están buscando en Charlottesville sugerencias sobre cómo mantener la paz, y qué errores evitar. Charlottesville, también, está buscando respuestas. La ciudad anunció el viernes que había contratado a un exabogado de Estados Unidos para evaluar la planificación y respuesta a tres eventos de supremacía blanca en la ciudad este año. El mitin final, una manifestación de los grupos blanco para protestar en contra de la eliminación de una estatua de Roberto E. Lee, general confederado.

Durante los actos violentos del 12 de agosto sólo se detuvieron a ocho personas, aún con los 125 oficiales locales, cientos de soldados de la Guardia Nacional, la policía estatal y las agencias policiales vecinas presentes. Uno de los detenidos fue James A. Fields, el conductor que ha sido acusado de asesinato en la muerte de Heather D. Heyer.

Los investigadores están también a punto de hacer arrestos en el caso de DeAndre Harris, de 20 años, ayudante de un profesor local y afroamericano que fue golpeado con un tubo metálico y losas de madera en un garaje a pocos metros de la Jefatura de Policía, Dijo Maurice Jones al New York Times.

Según autoridades la ciudad había tratado de evitar la manifestación, pero que un juez federal había ordenado a la ciudad para conceder el permiso. Pero incluso un miembro del Ayuntamiento preguntó al director de la ciudad y al jefe de policía por qué había una "aparente renuencia de los oficiales a intervenir directamente durante los asaltos manifiestos".

La ciudad no usó una serie de medidas de seguridad recomendadas por la policía estatal, dijo Brian Moran, secretario de Seguridad Pública y Seguridad Nacional de Virginia, incluyendo la prohibición de armas y palos de todo tipo. El estado también propuso la designación de áreas de estacionamiento, los manifestantes de autobuses y cortar el tráfico durante al menos 10 cuadras. Nada de eso sucedió. Jones dijo que las leyes de la ciudad habían impedido a los funcionarios promulgar algunas de las restricciones que sugirió el estado.