SECCIONES DENoticias

Florida rechaza solicitud de fiscal contraria a la pena capital

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

31 de agosto de 2017, 12:11 hrs

Pena de muerte

Imagen: Depositphotos

La Corte Suprema de Florida rechazó hoy la petición de la fiscal Aramis Ayala, contraria a la aplicación de la pena de muerte, de que le fuesen devueltos los casos de homicidio que le fueron retirados por el gobernador del estado, Rick Scott.

En el fallo, el Supremo señala que las órdenes ejecutivas de Scott por las que "reasignó" al fiscal Brad King los casos de homicidio "elegibles" para pena capital a cargo de Ayala, "no exceden la autoridad" del gobernador.

La máxima instancia judicial de Florida desestima así el recurso de "quo warranto" presentado por Ayala y dirigido específicamente a que la persona que ejerce un poder demuestre si tiene la autoridad para hacerlo.

Por orden de Scott, a la fiscal estatal le fueron retirados los 23 casos de homicidio que se hallaban a su cargo después de que se mostrara públicamente contraria a la pena de muerte.

Pero Ayala alegó en su recurso que Scott no tenía competencia para intervenir en asuntos del poder judicial ni, por tanto, para despojarla de los casos que ella tenía asignados.

Uno de los siete magistrados que integran el Supremo, la jueza Barbara J. Pariente, expresó una opinión contraria a la del resto y resaltó en su escrito que la "decisión del gobernador en este caso fundamentalmente mina el papel constitucional de los fiscales estatales elegidos".

El primer choque entre la fiscal y el gobernador se produjo en marzo pasado, cuando Ayala señaló que no solicitaría la pena de muerte contra Markeith Loyd, acusado de matar a su exnovia embarazada y a una mujer policía de Orlando.

Como resultado, Scott acusó a Ayala de pasar por alto la ley de Florida y ordenó que le fuesen retirados todos los casos de homicidio con posible fallo de condena capital.

Ayala contraatacó con el argumento de que ella era una fiscal estatal electa de forma independiente y que Scott había cometido un abuso de autoridad al retirarle los casos y reasignarlos a otro fiscal.

La fiscal de los condado de Orlando y Osceola estuvo apoyada en su batalla judicial contra Scott por más de 40 jueces y fiscales de Florida, que presentaron el pasado 21 de abril un "amicus brief" (como se denomina a un texto de apoyo a una causa en litigio aportado por un tercero) en favor de la fiscal y en contra de lo que consideran una "interferencia" del gobernador Scott.