SECCIONES DENoticias

Da luz en baño de McDonald's y tira al bebé por el escusado

Jimena Barragán Jimena Barragán

15 de septiembre de 2017, 11:54 hrs

mcdonals mujer embarazada

Imagen: Depositphotos

Una empleada de McDonald's es acusada de asesinato luego de dar a luz a un niño durante su trabajo y después intentar ahogar al recién nacido en un inodoro del restaurante de Redwood City, según Los Angeles Times

Sarah Lockner trabajaba como cajera en el restaurante McDonald's en Chestnut Street cuando la noche del cuatro de septiembre se quejó de dolor de estómago, de acuerdo con la oficina del fiscal del distrito del condado de San Mateo.

Durante su turno de noche, dijeron los fiscales, la mujer de 25 años de edad visitó el baño del restaurante varias veces. Lo que causó que su compañero de trabajo se preocupara, cuando fue a revisar que Lockner se encontrara bien había mucha sangre en el suelo, señala el periódico estadounidense. 

Lockner trató de descartar el sangriento desastre y lo culpó en un período pesado, dijeron los fiscales.

Pero el comportamiento de Lockner había llamado la atención de un segundo compañero de trabajo, que también decidió revisarla.

El segundo empleado entró en el baño, miró por encima del puesto de Lockner y "vio a un bebé recién nacido boca abajo en un inodoro", dijeron los fiscales.

Lockner tenía la mano en la espalda del bebé, según la oficina del fiscal del distrito. El empleado escuchó entonces el chorro de la taza de baño.

Cuando la policía llegó el bebé no tenía pulso, por lo que los agentes realizaron la reanimación cardiopulmonar y llevaron al bebé al hospital infantil Lucile Packard en Palo Alto.

El bebé está vivo y en condición estable, pero no se conoce el alcance de las lesiones cerebrales del bebé, según informes de la policía local.

Ella ha sido acusada de delito grave de abuso infantil e infligir grandes lesiones corporales, junto con el intento de asesinato, dijeron los fiscales.

Lockner está programada para ser procesada en la corte del condado de San Mateo el 18 de septiembre. Está detenida por una fianza de 11 millones de dólares.