SECCIONES DENoticias

Corea del Norte, una amenaza a para la seguridad mundial: Tillerson

Azteca América | Reuters Azteca América | Reuters

15 de septiembre de 2017, 14:07 hrs

Imagen, reuters.

Imagen: Reuters

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, acusó el viernes a Corea del Norte de amenazar la seguridad del mundo entero, después de que Pyongyang lanzó un misil sobre Japón por segunda vez en un mes en desafío a las presiones internacionales respecto a su programa nuclear.

En el último intento de lidiar con un asunto que repetidamente ha frustrado a las potencias mundiales, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas programó una reunión para las 1900 GMT del viernes para debatir sobre el nuevo lanzamiento a petición de Estados Unidos y Japón.

Los 15 miembros del Consejo respaldaron de manera unánime las sanciones contra Corea del Norte tras el ensayo nuclear del pasado 3 de septiembre, que impuso prohibiciones a las exportaciones textiles de Corea del Norte y limitó sus importaciones de crudo.

Corea del Norte ha lanzado decenas de misiles bajo el Gobierno de Kim Jong Un a medida que acelera su programa armamentístico diseñado para tener la habilidad de alcanzar Estados Unidos con un poderoso misil nuclear.

Tillerson dijo en un discurso ante autoridades extranjeras que los lanzamientos de prueba son una amenaza para el mundo y subrayó que Estados Unidos estaba trabajando de cerca con sus aliados regionales Japón y Corea del Sur.

"En el este de Asia, el aislado y cada vez más agresivo régimen de Corea del Norte amenaza la democracia en Corea del Sur, Japón y, más importante y más reciente, ha expandido esas amenazas a Estados Unidos, poniendo en peligro a todo el mundo", declaró Tillerson.

Pyongyang lanzó en las primeras horas del viernes un segundo misil que pasó sobre Japón y cayó en el Océano Pacífico, según informaron autoridades surcoreanas y japonesas, profundizando la tensión después de la reciente prueba norcoreana de su sexta y más poderosa bomba nuclear.

El más reciente misil sobrevoló Hokkaido, en el norte de Japón, y se adentró en el Océano Pacífico a unos 2.000 kilómetros al este, dijo a periodistas el secretario del jefe de Gabinete japonés, Yoshihide Suga.

Alcanzó una altura de unos 770 kilómetros y voló durante unos 19 minutos para cubrir una distancia de 3.700 kilómetros, según las fuerzas armadas de Corea del Sur, una distancia suficiente como para llegar al territorio estadounidense de Guam en el Pacífico, que Pyongyang ha amenazado atacar.

Las alertas sobre el más reciente lanzamiento comenzaron a sonar cerca de las 7:00 a.m. hora local (2200 GMT del jueves) en la ciudad de Kamaishi, en el norte de Japón. Muchos residentes recibieron advertencias a través de sus teléfonos celulares y otros escucharon por televisión la sugerencia de buscar refugio.