SECCIONES DENoticias

¿Cómo saber si tu casa es segura tras el temblor?

Jimena Barragán Jimena Barragán

20 de septiembre de 2017, 10:13 hrs

Imagen, reuters.

Imagen: Reuters

México vivió uno de los temblores más fuertes del último siglo. Con una magnitud de 7.1 grados, el temblor ha dejado al menos 218 personas muertas y miles de damnificados.

Después de un temblor de esta magnitud es fundamental revisar bien las casas, departamentos y lugares de trabajo antes de regresar a ellos, debido a que las construcciones pueden sufrir daños que no se pueden notar a simple vista. 

Primero, debes revisar los muros y pisos para confirmar los daños graves o superficiales. 

  • Fisuras superficiales: Según Protección Civil de la Ciudad de México, este tipo de daños a las viviendas se presentan en acabados y en la unión de muros y no afectan directamente la estructura del inmueble.
  • Grietas diagonales u horizontales: La construcción puede correr el riesgo de colapsarse. 
  • Fugas de gas: Olor a gas, así como tubos o tanques dañados deben reportarse.

Al menos 218 muertos por terremoto en México 

José Antonio López, experto de la mesa Directiva de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica, explicó al diario El Financiero que si las grietas forman una línea diagonal u horizontal (paralela) al piso, significa que son peligrosas y que la construcción debe abandonarse hasta que profesionales la revisen.

Si detectas grietas, fracturas, inclinaciones o hundimientos es importante que lo reportes a la Secretaría de Protección Civil al teléfono 5615 7970.

Debes asegurarte que no haya fugas de gas cerca de donde vives, si los tanques de gas o los tubos sufrieron algún golpe se tiene que dar aviso a las autoridades. 

Protección Civil CDMX recomienda colocar agua con jabón en la conexiones de gas y observar si se generan movimientos en el agua o burbujas, pues éstas son señales de una fuga.

De la misma manera debes asegurarte que no exista una sobrecarga en las conexiones de tu hogar, pues puede ocasionar descargas en otros circuitos o incendios. 

Con el movimiento del temblor los tubos de agua pueden afectarse. Es importante asegurarse de que no haya fugas de agua que puedan causar daños estructurales por humedad.