SECCIONES DENoticias

El Príncipe Harry muestra su amor por los Obama

Azteca América Azteca América

29 de septiembre de 2017, 21:12 hrs

Imagen, Reuters

Imagen: Reuters

El Príncipe Harry ha vuelto a ser noticia esta semana, pues además de los rumores de su compromiso con la actriz y modelo estadounidense Meghan Markle, inauguró el pasado domingo los Juegos Invictus en Toronto, Canadá. 

Esta competición fue creada en 2014 por el segundo hijo del Príncipe Carlos y la fallecida Lady Di como un espacio en el cual los y las militares que quedaron discapacitados luego de su participación en el campo de batalla, pueden seguir mostrando sus habilidades, ahora en distintas disciplinas deportivas. 

Si bien el arranque de la edición 2017 de esta justa contó con la presencia especial de Melania Trump (actual Primera Dama de Estados Unidos), lo que ha trascendido entre prensa y aficionados es el lazo de amistad y cariño existente entre el joven miembro de la realeza británica y los Obama, ex familia presidencial, quienes se han involucrado con los Juegos Invictus desde su debut en Inglaterra. 

Y para muestra un botón: el día de hoy se pudo captar la camaradería existente entre Barack Obama y el Príncipe Harry, pues ambos asistieron a una duelo de basquetbol entre las selecciones de Estados Unidos y Francia. Tanto el joven monarca como el antiguo mandatario ya habían coincidido en diversas ocasiones, mismas que les sirvieron para zanjar una sólida amistad, la cual se extiende a Michelle Obama, anterior Primera Dama, quien inaugurara junto a Harry la versión 2016 de la competencia. 

Barack y el Príncipe, acompañados por el ex vicepresidente Joe Biden y esposa Jill, tomaron las gradas centrales del Pan Am Centre sin sus respectivas parejas. A juzgar por los vídeos y las fotografías existentes, ambos disfrutaron a lo largo del cotejo, pues se les vio intercambiando risas y comentarios, además de sostener intensas pláticas por momentos. 

La analista financiera Jessica Stickle, quien tuvo la suerte de estar sentada junto a personajes de tal calibre, comentó al Daily Mail: “ambos reían mucho y se divertían. Parecían una de esas amistades entrañables. Animaron juntos al equipo estadounidense, y al final chocaron las manos, contentos con el resultado”. 

¿Estamos ante una nueva muestra de la poca simpatía que genera la actual pareja presidencial y el apabullante carisma de Michelle y Barack? Al menos para el Príncipe Harry, la respuesta es clara.