SECCIONES DENoticias

Despiden a mujer en Georgia por tener periodo menstrual intenso

Jimena Barragán Jimena Barragán

26 de octubre de 2017, 19:14 hrs

mujeres discriminacion

Imagen: Depositphotos

¿La empresa en la que trabajas puede despedirte por estar en tu periodo menstrual o por amamantar a tu hijo en la oficina? La respuesta es no, pero son temas que, desgraciadamente, aún se piensan en los tribunales. 

Ángela Ames, de Des Moines, Iowa, demando a la empresa en la que trabajaba, Nationwide Insurance, debido a que le negaron extraer la leche materna en su lugar de trabajo cuando regresó a trabajar después de la baja por maternidad y la obligaron a renunciar. La oficina contaba con una sala de lactancia, pero para poder acceder tenía que completar un papeleo y esperar tres días. 

Cuando Ames se quejó ante el jefe del departamento, dice que el supervisor le dijo: "Tal vez deberías quedarte en casa con tus bebés", luego dictó una carta de renuncia y la presionó para que la firmara, según la publicación de Motto de Time

En otro caso, Alisha Coleman de Fort Benning, Georgia, presentó una demanda por discriminación contra el Bobby Dodd Institute, en la que afirmó que la despidieron por tener pérdidas de tiempo en el trabajo. En una demanda judicial, Coleman afirmó que en 2015, mientras trabajaba como operadora del 911, experimentó un período menstrual irregular y abundante, un síntoma común de la premenopausia, que le provocó la fuga de líquido menstrual en la oficina. Informó del incidente a su supervisor, quien le aconsejó que abandonara la oficina para cambiarse de ropa y luego advirtió que sería despedida "si alguna vez ensuciara otra silla por el flujo menstrual repentino". La primavera siguiente, después de otro período intenso, Coleman fue despedida. La razón: no "practicó altos estándares de higiene personal y mantuvo una apariencia limpia y ordenada mientras estaba de servicio", reportó Motto.

Según el capítulo VII de la Ley de Derechos Civiles, es contra la ley que los empleadores discriminen a sus trabajadores debido a su género.

El problema de que los hombres legislen sobre el aborto 

Sin embargo, un tribunal de distrito desestimó el caso de Coleman en febrero, diciendo que la premenopausia y los síntomas asociados no están protegidos por el capitulo VII. La  Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU) lleva ahora el caso al Tribunal de Apelaciones del Undécimo Circuito.

Y Ames recibió una serie de derrotas cuando un juez de distrito desestimó su caso en 2012, esa decisión fue confirmada en un tribunal de apelaciones en 2014 y la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó su petición para que se revise el caso en 2015.

Entre las razones más polémicas se encontraron que penalizar a Ames por el bombeo de leche materna no es discriminación sexual porque algunos hombres también pueden amamantar y que el comentario de "quédate en casa con tus bebés" no era específico de género.

La decisión en el caso de Ames no solo fue impactante, sino que también recuerda casos previamente decididos por tribunales federales que ignoraron la discriminación contra las mujeres embarazadas en el lugar de trabajo. A finales del año de 1970, los tribunales opinaron sistemáticamente que las acciones adversas de empleo contra las mujeres embarazadas no calificaban para la protección del capitulo VII porque tanto los hombres como las mujeres pueden no estar embarazadas. 

Fue necesario un acto específico del Congreso, la Ley de Discriminación por Embarazo, aprobada en 1978 como una enmienda al capitulo VII, para rechazar este razonamiento, y estableció que la discriminación basada en el embarazo, el parto y las afecciones relacionadas califican como discriminación sexual.

Los casos de Ames y Coleman sirven como un duro recordatorio de los obstáculos que enfrentan las mujeres para llevar a cabo demandas por discriminación sexual y muestran cuánto trabajo queda por hacer para que las mujeres puedan lograr la igualdad en el lugar de trabajo. Ninguna mujer debe ser menospreciada o despedida por tener un período pesado, lactando o experimentando cualquier otra parte natural de su biología. Todo trabajador tiene derecho a ganarse la vida en un lugar libre de prejuicios contra su cuerpo.

CLIMA

F C
VIENTO
ATMÓSFERA
ASTRONOMÍA

Selecciona una ciudad:

Powered by