SECCIONES DENoticias

Tus "selfies" perfectas no hablan nada bien de ti

Azteca América Azteca América

29 de octubre de 2017, 15:47 hrs

selfiesImagen: Depositphotos

Las selfies tienen un lugar especial en la enorme galaxia de internet. Existen un sinfín de aplicaciones y tips en la red para que cada autorretrato sea perfecto: desde cómo posar o enfocar la cámara, hasta la utilización de filtros particulares que resaltan la belleza de quien se toma una fotografía. 

Sin embargo, estudios recientes han descubierto que mientras más tiempo pase una persona en el “arte” de perfeccionar su selfie, mayores las probabilidades de que tenga problemas con la propia visión o imagen de su cuerpo. 

Estos análisis, publicados en distintas ediciones de la revista científica Computers in Human Behaviour and BodyImage, donde se analizó la manera en que las redes sociales están ligadas a una cada vez más pobre imagen personal, al tiempo que trata de descubrir mecanismos para evitar este hecho, pues los peligros de percibir una mala imagen de uno mismo, son gravísimos: desde baja autoestima hasta desordenes alimenticios. 

Amy Slater, psicólogo senior de la Universidad de West England y Bristol, autor de esta investigación, declaró en entrevista para Buzzfeed: “empezamos a tratar de entender cómo es que la gente construye una pobre imagen de sí misma”. Para ellos se estudiaron los perfiles de 259 mujeres, entre los 18 y 29 años, a quienes se les entregó un cuestionario adicional para saber cómo usan Facebook e Instagram, al tiempo que se indagó en las preocupaciones que tienen respecto a su cuerpo. 

Los datos mostraron que no existe una relación directa entre el tiempo que se pasa en una red social o en tomarse muchas selfies con una mala autoimagen, sino que el problema radica en el tiempo de dedicación a mejorar cada foto, es decir, escoger el mejor ángulo, el filtro adecuado, la edición de elementos, etcétera.

Álbum de acosadores: La mujer que se toma selfies con sus agresores

Además, se descubrió que la mayoría de mujeres con este problema., suelen seguir a celebridades en Instagram, lo cual les genera una suerte de ansiedad causada por una aspiración poco sana. Además, el hecho de que Facebook cuente con tantos álbumes de fotografías, genera una sensación de vigilancias constante, de monitoreo, es decir, sienten que todas las personas asociadas a su cuenta están en constante revisión de su imagen personal. 

No obstante, el estudio también arrojó resultados positivos, como señala Viren Swami, académico de psicología social en la Universidad AngliaRuskin de Cambridge: “existe evidencia que demuestra que tomarse selfies puede resultar en una reafirmación de las cualidades físicas, así como un motor del autocuidado, pues es capaz de retar muchos cánones estéticos occidentales, ya que existen muchas mujeres que se sienten cómodas y bellas sin la necesidad de cumplir con aquella idea arcaica de ‘cómo debería verse una mujer’”.