SECCIONES DENoticias

Trump ya eligió regalo de Navidad para los ricos de Estados Unidos

Azteca América Azteca América

31 de octubre de 2017, 11:35 hrs

trumpPresidente Donald Trump tras firmar declaratoria de emergencia por adicción a opioides en Estados Unidos. Imagen: Reuters

El presidente, Donald Trump, dijo hoy que quiere que su plan de reforma fiscal esté listo para poder firmarlo en Navidad o incluso antes, en un acto del que afirmó que será "el mayor evento fiscal en la historia" del país.

"Quiero que la Cámara de Representantes apruebe el proyecto de ley para Acción de Gracias", comentó Trump ante los periodistas durante una reunión en la Casa Blanca con líderes empresariales para abordar su plan de reforma fiscal.

La festividad de Acción de Gracias se celebra a fines de noviembre, con lo que, si la Cámara de Representantes aprueba entonces el proyecto de reforma, el Senado tendría aproximadamente un mes para hacer lo mismo y entregar a Trump el proyecto de ley para Navidad.

El Senado le abre camino a Reforma Fiscal de Trump

Trump también señaló que quiere "a todo el mundo" a su lado cuando esté listo para firmar la ley de reforma fiscal "en Navidad, ojalá antes".

"Será el mayor evento fiscal en la historia de nuestro país", prometió el mandatario al reiterar que, con su reforma, los individuos y las empresas estadounidenses "van a pagar muchos menos impuestos".

La reforma fiscal es una de las prioridades legislativas de Trump durante su primer año en el cargo y el presidente ha asegurado que supondrá "los mayores recortes de impuestos en Estados Unidos desde la década de 1980".

La propuesta de Trump, delineada a finales de septiembre por la Casa Blanca, fija una reducción de la tasa impositiva a las empresas desde el 35% al 20% y pretende simplificar los tramos de impuestos de la renta individual, al pasar de los siete actuales a tres: del 12%, del 25% y del 35%.

Mentira de Papadopoulos al FBI tiene a Trump entre la espada y la pared

La semana pasada, la Cámara de Representantes aprobó por un estrecho margen un proyecto de ley presupuestario que allana el camino para debatir en el Congreso la reforma fiscal de Trump.

Ese proyecto incluye lo que se conoce como norma de reconciliación, que permite que la reforma fiscal sea aprobada en el Senado por mayoría simple en lugar de por 60 votos.

Los republicanos, impulsores de esta propuesta, cuentan en el Senado con una mayoría de solo 52 escaños sobre 100, por lo que esta maniobra procesal es fundamental para poder sacar adelante la reforma de Trump.