SECCIONES DENoticias

Gobierno de Trump finiquitó discreción procesal en el caso de niña de Texas

EFE | Ana Milena Varón EFE | Ana Milena Varón

02 de noviembre de 2017, 13:30 hrs

Imagen, Reuters

Imagen: Reuters

La negativa de liberar a una niña indocumentada de diez años con parálisis cerebral dejó al descubierto la práctica del Gobierno del presidente Donald Trump de ignorar la discreción procesal que favorece a inmigrantes que no representan un riesgo a la seguridad nacional, denuncian activistas.

Michael Tan, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que el caso de Rosa María Hernández, arrestada la pasada semana después de una cirugía de emergencia en un hospital en Corpus Christi (Texas), es el mejor ejemplo para explicar en que situación los agentes de inmigración deben aplicar esta política.

La detención de la menor mexicana por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés) generó una fuerte reacción entre los defensores de los inmigrantes que exigieron a las autoridades federales utilizar la discreción procesal para liberar a la pequeña.

ACLU demanda a la CBP por detener a niña con parálisis

El desarrollo de los hechos confirmaría la nueva agenda de la Administración Trump sobre el uso de este mecanismo, denuncian los activistas.

"La intención de la Administración Trump es enviar el mensaje de 'Vamos a arrestar a todos los indocumentados sin importar quién sea, o en que circunstancias esté'. Los agentes están en una temporada abierta", asegura Tan. "Las autoridades están obligadas a cuidar los intereses de la menor, que debería estar con sus padres recuperándose", insiste.

Para el abogado Mark Silverman, miembro del Centro de Recursos Legales para los Inmigrantes (ILRC), aunque CBP se haya negado a ejercer la discreción procesal, la presión de la comunidad y la denuncia que no están haciendo uso de este mecanismo legal puede obligar a las autoridades a dejar en libertad a la niña.