SECCIONES DENoticias

Liberan niña indocumentada con parálisis cerebral

Jimena Barragán | EFE Jimena Barragán | EFE

03 de noviembre de 2017, 18:20 hrs

npatrulla fronterizaImagen: Reuters

El Gobierno de Estados Unidos dejó en libertad a Rosa María Hernández de 10 años de edad, que tiene parálisis cerebral. 

Rosa fue detenida el pasado 25 de octubre después de recibir el alta médica en un hospital de Texas, en donde había sido operada de emergencia. 

“Rosa María es finalmente libre. Estamos encantados de que ella pueda regresar a su hogar para recuperarse rodeada del amor y el apoyo de su familia”, indicó Michael Tan, abogado del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés). 

Además, Michael Tan criticó a los agentes de la Patrulla Fronteriza, pues “apuntar a una niña en un hospital sigue siendo desmesurado. Ningún niño debería pasar por este trauma y estamos trabajando para asegurarnos de que no vuelva a ocurrir”. 


"Se suponía que Rosa María tenía que ver a su médico el sábado pasado pero como está detenida no pudo ir", declaró a Efe el abogado principal de ACLU en Texas, Edgar Saldívar.



Además, el letrado explicó que la pequeña tiene hoy programada una visita de seguimiento postoperatorio con el cirujano que la operó, un encuentro que no podrá ocurrir "sin su liberación inmediata".

Exigen liberación de niña indocumentada con parálisis cerebral

Saldívar dijo que a pesar de que el caso de Rosa María es "extremo", no se trata de algo "único", ya que su organización ha recibido numerosas denuncias de personas indocumentadas en situaciones similares.

La CBP detuvo la semana pasada la ambulancia que trasladaba a la niña al centro médico y decidió seguir al vehículo con la amenaza de que Rosa María "sería deportada" después del procedimiento quirúrgico.

Después de la operación, la Patrulla Fronteriza detuvo a la niña "sin tener una orden judicial" y la trasladó a un centro de detención de menores en San Antonio (Texas), un lugar donde no puede recibir la asistencia médica necesaria, según la organización civil.


ACLU demandó esta semana al gobierno del presidente Donald Trump por haber arrestado a la menor en un hospital, un lugar considerado "sensible" bajo la propia política del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en sus siglas en inglés).

Rosa María llegó al país a los tres meses de edad tras cruzar la frontera ilegalmente por Nuevo Laredo (Tamaulipas, México) con sus padres, que se establecieron en la ciudad fronteriza de Laredo (Texas).