SECCIONES DENoticias

Desafió los pronósticos médicos y vive con tumores del tamaño de una sandía en la cara

Jimena Barragán Jimena Barragán

03 de noviembre de 2017, 14:04 hrs

Mateo de Jesús Márquez Juárez es un niño que vive en Xalapa, Veracruz, en México. El pequeño de sólo cuatro años de edad ha luchado en contra de tumores enormes en su cara, los cuales podrían ahogarlo y causarle la muerte. 

Los tumores no son contra lo único que Mateo lucha, día con día debe desafías a las personas que lo llaman “monstruo”. 

Cuando Arianna de 32 años y Abelardo de 39, papás de Mateo, estaban esperándolo los doctores identificaron, por medio de un ultrasonido, malformaciones en el feto de cinco meses, por lo que aconsejaron a la pareja abortar a su hijo porque no sobreviviría. 

El extraño caso de la mujer que suda sangre y los médicos no pueden explicar

La pareja decidió tenerlo, después de su nacimiento una sonda gástrica y un tubo de respiración lo ayudaron a mantenerse con vida y, desde entonces, ha desafiado al diagnóstico médico, aunque los tumores continúan creciendo.

La familia de mateo ha buscado recaudar fondos para que reciba tratamiento en el Cincinnati Children’s Hospital en Estados Unidos.

Los linfangiomas son causados por un defecto del sistema linfático que significa que pueden formarse malformaciones no malignas en cualquier parte del cuerpo.