SECCIONES DENoticias

Kirstjen Nielsen, nominada para dirigir el DHS, se opone al muro "de costa a costa"

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

08 de noviembre de 2017, 14:46 hrs

Imagen, Reuters

Imagen: Reuters

La nominada para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, insistió el miércoles en que "no es necesario un muro de costa a costa", en referencia a la barrera prometida en la frontera sur con México por el presidente estadounidense, Donald Trump.

"No es necesario un muro que vaya de costa a costa", afirmó Nielsen en una audiencia de confirmación en el Comité de Seguridad Nacional del Senado.

Nielsen, que ha sido designada para sustituir a John Kelly después de que éste fuese nombrado jefe de gabinete del presidente Trump, remarcó que "la tecnología debe jugar un papel importante", unas declaraciones similares a las expuestas por su predecesor.

Trump ha insistido en su polémica promesa electoral de erigir un muro fronterizo con México para frenar el flujo migratorio, y el Gobierno estadounidense ha iniciado ya la construcción de varios prototipos en San Diego (California).

Congreso aprueba 10,000 millones para muro fronterizo de Trump

Estos fueron financiados por un presupuesto de 20 millones de dólares, pero de cara a asegurar la frontera el Ejecutivo ha pedido al Congreso de Estados Unidos 1,600 millones de dólares para este año fiscal, de los cuales aún no ha obtenido respuesta.

Aunque en un principio Trump afirmó que sería México quien cargaría con el coste del muro, algo que rechazaron las autoridades mexicanas, ha rectificado al apuntar que sería pagado por Estados Unidos y posteriormente reembolsado por México, sin ofrecer detalles.

La idea es que, en la mayor parte de los 3,180 kilómetros de frontera, haya una verja que permita ver qué ocurre en el otro lado y que, en algunas zonas de mayor peligrosidad, exista un muro sólido, hecho con materiales consistentes como el cemento y que sirva para reforzar la seguridad.

Nielsen, de 45 años, es la primera nominada a dirigir el DHS que ya ha trabajado en ese departamento, que fue creado en 2002 como parte de la respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos.

Se espera que su proceso de confirmación no sea complicado, dado que necesita 50 votos en el Senado, donde los republicanos cuentan con una mayoría de 52 escaños. 

El muro invisible de Trump: restricciones a la visa H-1B