SECCIONES DENoticias

"Muy buenas noticias. Encontramos a Dayana”, dice Fiscalía a familia de niña desaparecida y le entrega un cráneo

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

13 de noviembre de 2017, 17:49 hrs

En medio de una profunda crisis feminicida, México se vio sacudido por un nuevo y terrible caso: el pasado 6 de junio, una pequeña de cinco años de edad llamada Dayana, fue raptada en la sindicatura de San Pedro, Navolato, Sinaloa. Cuatro meses después, el Fiscal del estado, Juan José Ríos Estavillo, informó que la pequeña fue localizada sin vida. 

“Hoy, después de varios días de exámenes periciales y de genética a restos óseos encontrados en las inmediaciones del campo Mulas (entre los ejidos Buenos Aires y Balbuena), tenemos la pena de informar que dichos restos, científicamente comprobado, pertenecen a Dayana”, expresó Ríos Estavillo. 

La familia de Dayana, particularmente su abuela Fidelia, llamaban constantemente a la Fiscalía General del Estado para saber si existían avances respecto a la desaparición de la niña. Justo el 23 de octubre, en una de esas llamadas que Doña Fidelia hacía con esperanza de tener un mejor panorama, una licenciada encargada del caso le dijo: “señora, qué bueno que marcó. Le tengo muy buenas noticias”. 

Mara Fernanda Castilla, la nueva víctima de una sociedad feminicida

Dicha trabajadora también pidió a la familia alistarse, pues una comitiva iría por ellos para llevarlos a la Fiscalía. Doña Fidelia, Don Gregorio (el abuelo) y Daniela (madre de Dayana) se emocionaron como hacía meses no pasaba. Una vez en la Fiscalía, el propio Ríos Estavillo les dijo: “encontramos a Dayana”. La abuela de la niña gritó de emoción y preguntó dónde estaba, mientras esperaba que su nieta apareciera de pronto. 

Sin embargo, el Fiscal sólo pudo decir: “la encontramos sin vida”. El mundo se vino encima de la familia, mientras Ríos les explicaba que habían encontrado un cráneo que, después de varios estudios, resultaba ser el mismo que el de Dayana. La familia pidió ver el cráneo, pero por cuestiones legales, sólo se les mostraron fotografías. La madre y la abuela de Dayana miran fijamente la foto y se dan cuenta que al cráneo le faltan dos dientes, los cuales Dayana había mudado. 

A pesar de esto y las pruebas genéticas brindadas por la Fiscalía, la familia se aferra a la existencia de la pequeña. Doña Fidelia confía en que Dayana aún está con vida, mientras pide a su hija Daniela no perder la esperanza. 

Concursantes de Miss Perú dan medidas en cifras de feminicidios

La abuela mantiene incólume su fe pues vivió con Dayana desde que esta tuvo nueve meses de edad, luego que sus padres se separaran. Si bien Daniela tuvo otra pareja, quien fungió un tiempo como padrastro de la pequeña, Doña Ofelia recuerda que su nieta adoraba a su padre. Extrañamente, tres días antes de la desaparición de Dayana, Daniela se había separado del padrastro. Un jueves anterior, el padre biológico de Dayana fue secuestrado, encontrado muerto el domingo y enterrado el lunes, justo un día antes de que desaparecieran a la pequeña. 

Hoy, cuando Doña Ofelia sale a la tienda, dice sentir que se va a topar con la pequeña y regresar con ella a casa. “Cuando salgo por ahí”, comenta, “y llego por donde se la llevaron, siento que me la voy a encontrar caminando, que me la voy a encontrar de nuevo”.