SECCIONES DENoticias

Abogado defiende a Trump inmediatamente tras cargo contra Flynn

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

01 de diciembre de 2017, 11:49 hrs

declaracion de flynn no afecta a trump

Imagen: Reuters

Ty Cobb, un abogado del presidente Donald Trump, aseguró hoy que el cargo contra el exasesor de seguridad nacional del mandatario, Michael Flynn, no "implica" a nadie que no sea el propio acusado, en un intento de distanciar a la Casa Blanca del caso.

"Nada en la declaración de culpabilidad (de Flynn) o el cargo implica a nadie que no sea el señor Flynn", afirmó Cobb en un comunicado distribuido a los periodistas que cubren la Casa Blanca.

En una audiencia en la corte del Distrito de Columbia en Washington, Flynn se declaró hoy culpable de haber mentido al FBI sobre sus conversaciones con el embajador ruso en Estados Unidos, Serguéi Kisliak, hechos por los que podría ser condenado a cinco años de cárcel.

No obstante, el abogado de Trump trató de distanciar del caso al presidente y sus asesores, al recordar que Flynn renunció a su cargo en la Casa Blanca en febrero por haber mentido al vicepresidente, Mike Pence, y a otros altos cargos del Gobierno sobre sus contactos con el embajador ruso.

"Las declaraciones falsas implicadas (en el cargo contra Flynn) reflejan las declaraciones falsas que dio a funcionarios de la Casa Blanca y que resultaron en su renuncia en febrero de este año", subrayó Cobb.

El abogado definió a Flynn como un "asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca durante 25 días de la Administración de Trump, y un exfuncionario de la Administración de (Barack) Obama", dado que entre 2012 y 2014 dirigió la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA).

Cobb también interpretó la acusación a Flynn como un indicio de la posible rápida conclusión de la investigación del fiscal especial Robert Mueller, que indaga en la supuesta injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016 y la posible colusión de Moscú con la campaña electoral de Trump.

Las conversaciones que Flynn tuvo con el embajador ruso supusieron un escándalo porque entonces Obama aún era presidente y el equipo de Trump no estaba autorizado para tomar decisiones con Gobiernos extranjeros.