SECCIONES DENoticias

Mujer muere al día siguiente de haber sido diagnosticada de influenza

Azteca América Azteca América

06 de diciembre de 2017, 18:09 hrs

Alani "Joie" Murrieta, de 20 años y madre de dos niños, murió a finales de noviembre, un día después de haber sido diagnosticada con influenza en una clínica de urgencias en Arizona.

La joven comenzó a sentir malestar el fin de semana y fue llevada a urgencias lunes. Ahí la le dijeron que padecía influenza, le dieron el antiviral que se suele prescribir (Tamiflu) y la enviaron de regreso a casa.

El martes siguiente, Murrieta empeoró, por lo que sus familiares la llevaron de vuelta a la clínica y comenzó a tener problemas para respirar mientras esperaba en la sala de emergencias. "Cuando la revisaron, descubrieron que sus niveles de oxígeno eran bajos e hicieron una radiografía que reveló que tenía un caso grave de neumonía por la influenza", dijo su tía.

Tras ser tratada con antibióticos, Murrieta continuó grave. Fue trasladada a cuidados intensivos, donde fue conectada a un respirador. No pasó mucho tiempo cuando el corazón de la joven dejó de latir y aunque se hicieron las maniobras pertinentes para resucitarla, no lograron que reaccionara.

Gripe o influenza: infección del sistema respiratorio.

Muerrieta llegó al hospital a las 7:00 de la mañana y fue declarada muerta a las 15:25 del mismo día. "Nunca en un millón de años habríamos pensado que la hubiéramos perdido en menos de un día", afirma la tía de la joven y agregó que Alani no había recibido la vacuna contra la influenza esta temporada. 

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa que infecta la nariz, la garganta y, a veces, los pulmones. Puede causar síntomas de leves a graves e incluso provocar la muerte, a menudo debido a un cuadro fatal de neumonía.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) calculan que, desde 2010, hubo entre 140,000 y 710,000 hospitalizaciones relacionadas con la influenza y entre 12,000 y 56,000 muertes relacionadas con ella.

La mejor manera de protegerse es vacunarse contra la influenza estacional y aunque no es 100% eficaz, puede prevenir alguna infección por algunas cepas. Los antivirales como Tamiflu pueden disminuir la gravedad y acortar el curso de la enfermedad, pero solo si se toman inmediatamente después de contagiarse.