SECCIONES DENoticias

Rosie Rivera, primera alguacil hispana de Utah, no se conforma con su logro

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

12 de diciembre de 2017, 13:01 hrs

primera alguacil latina espra respaldo de votantes

Imagen: EFE

Rosie Rivera, quien desde agosto pasado es la primera alguacil hispana de Utah, se prepara para otros dos grandes desafíos: ser un modelo para futuros líderes latinos y enfrentarse en las urnas con los hombres que quieren reemplazarla.

Rivera, de 55 años, es consciente que su elección como alguacil del mayor distrito policial en Utah fue "un hecho histórico" y también es consciente que sus responsabilidades no terminan allí.

Por primera vez una mujer preside a los 2,000 uniformados de la Oficina del Sheriff y del Departamento de Policía Unificado de Gran Salt Lake.

De hecho, fue la primera mujer en llegar a ser jefa de un precinto policial (Riverton) en ese condado y la primera en ser incluida en la Unidad Metropolitana Antipandillas de la capital de Utah.

Su prioridad, dice, es la seguridad pública, explicada como "ayudar a que todos estén a salvo". En este caso, "todos" se refiere a los 1.1 millones de residentes en el Condado Salt Lake, la tercera parte de la población de Utah.

Hombre ataca con bat de béisbol a familia latina en centro comercial

Pero esa felicidad, por el momento, se ve limitada porque Rivera, para conservar su puesto, debe obtener el respaldo de los votantes en las elecciones municipales de noviembre de 2018, para las que ya anunció su candidatura y en las que tendrá varios contrincantes.

"Ninguno de ellos es mujer", aclaró, usando ese dato como contexto a otros dos temas que la preocupan: la falta de diversidad en la oficina del alguacil y departamento de policía que ella dirige y la necesidad de actualizar las leyes ahora vigentes contra la violencia doméstica.

"Cualquiera de nosotros puede llegar a ser un líder. Para ello, uno tiene que trabajar mucho y con esmero, y luego trabajar aún más. Y entonces uno se transforma en un ejemplo, un modelo, para otros. Esa es mi responsabilidad actual", concluyó. 

Aumentaron crímenes de odio contra latinos, musulmanes, judíos y LGBT en 2016