SECCIONES DENoticias

Texas: Mujer comete triple asesinato y se suicida en San Luis Resort

Azteca América Azteca América

08 de enero de 2018, 18:10 hrs

 Cuatro personas murieron en Galveston, Texas, tras un incidente donde armas de fuego estuvieron involucradas. La tragedia ocurrió en el San Luis Resort. La policía describe el suceso como homicidio-suicidio (murder-suicide).

La autora del crimen fue una mujer de la ciudad de Baytown (ubicada en los condados de Harris Chambers). Según reporta Click 2 Houston, la mujer mató a su esposo y a sus dos hijos el lunes; después, en el baño, se disparó a sí misma en un cuarto del Resort.

Los oficiales entraron al cuarto donde el asesinato ocurrió y encontraron ahí a un hombre de 39 años y a un niño de diez años muertos; un niño de cinco años y una mujer de 37 años tenían heridas muy severas. Éstos últimos fueron llevado al hospital UTMB (The University of Texas Medical Branch); lamentablemente, ambos encontraron ahí su muerte.

Ambos niños acudían a la escuela  Victoria Walker Elementary School. El mayor en quinto grado y el menor en el jardín de niños.

Liberan al peor delincuente sexual de Reino Unido

"Las trágicas consecuencias en torno a la muerte de los estudiantes es demasiado abrumadora. La muerte de un estudiante puede tener un efecto dominó en la comunidad de una escuela y, por este suceso y por la preocupación sobre los compañeros de clase y por el profesorado del campus, tendremos un servicio de consejo adicional en la escuela. Estamos de luto por la pérdida de los jóvenes y sus infinitas posibilidades y rezamos por la familia, amigos y estudiantes afectados por esta tragedia", dijo en un comunicado el distrito escolar.

Según información de Click 2 Houston, los investigadaores dijeron que no había ningún signo de que hubiera habido una pelea antes del asesinato. 

Los nombres de las víctimas no han sido reveladas; los investigadores del crimen están aún juntando información para conocer los motivos de este homicidio-suicidio.

Posible motivo del cuádruple homicidio de Troy: el robo de un Xbox