SECCIONES DENoticias

Ecuador quiere a Assange fuera de la embajada de Londres

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

10 de enero de 2018, 09:51 hrs

assange

Imagen: EFE

Ecuador analiza la posibilidad de que un tercer país o una personalidad medie en la búsqueda de una solución definitiva al caso de Julian Assange, cuya situación en la embajada del país andino en Londres, humanamente, "no es sostenible", reveló este martes la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa.

La titular de la diplomacia ecuatoriana señaló que ningún asunto "emblemático" sobre asilo a nivel mundial, como el del australiano Julian Assange, se ha resuelto sin la cooperación de las naciones involucradas e incluso, a veces, se ha requerido la intervención de un tercer país, recordó.

"Tenemos un enorme interés de lograr una solución definitiva para el caso Assange y para que eso ocurra, estamos en permanente diálogo con el Gobierno del Reino Unido (...) y estamos explorando varias opciones para encontrar una salida a esta situación", dijo en una reunión con la prensa extranjera en la sede de la Cancillería.

Espinosa apuntó que están "considerando también y explorando la posibilidad de una mediación" y, sin profundizar en detalles, señaló que la mediación que estudian puede ser de un tercer país o de una personalidad.

"Estamos explorando alternativas, pero creemos que realmente hay que empujar un poquito el asunto y buscar soluciones. Ninguna solución se logrará sin la cooperación internacional y sin la cooperación del Reino Unido que, además, se ha mostrado interesado en buscar una salida", subrayó.

Cuenta de Twitter de Julian Assange regresa a la actividad

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno, emitió varias advertencias al australiano pidiéndole que se abstuviera de hacer cualquier comentario sobre la política relacionada con su país y sus aliados; sin embargo, en septiembre, Assange dijo: "Si el presidente Moreno desea amordazar mi denuncia de abusos contra los derechos humanos en España, debería decirlo explícitamente, junto con la base legal".

Assange cumplió el verano pasado cinco años resguardado en la sede diplomática ecuatoriana en Londres, donde se encuentra asilado desde el 19 de junio de 2012.

Ese día, el entonces canciller de Ecuador, Ricardo Patiño, leyó en Quito una carta enviada por Assange a Rafael Correa, a la sazón presidente del país andino, en la que le solicitaba el asilo.

"La persecución de la que soy objeto en distintos países deriva no sólo de mis ideas y mis acciones sino de mi trabajo al publicar información que compromete a los poderosos, de publicar la verdad y con ello desenmascarar corrupción y graves abusos a los derechos humanos alrededor del mundo", decía en la carta leída por Patiño.

El activista era requerido desde 2010 por las autoridades suecas debido a las acusaciones, que él niega, de dos mujeres por supuesto abuso sexual pero Suecia archivó la causa al no poder avanzar en la investigación.

Aún así, sigue bajo asilo por temor a que sea arrestado por las autoridades británicas y deportado aEstados Unidos, donde teme ser juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

La canciller se mostró conmovida al ser consultada sobre el estado de salud del fundador de WikiLeaks y preguntó a los periodistas "¿cómo se sentirían después de cinco años y medio de estar en una pequeña oficina, sin poder tomar la luz del sol y sin respirar aire fresco?".

"Hasta las personas que están en centros de detención pueden salir al patio, pueden hacer deporte. Eso no ocurre con Julian Assange, su condición de confinamiento es muy complicada", subrayó Espinosa.

 Assange: tuit a Lasso, excandidato a la presidencia de Ecuador, fue una broma

Para la canciller, la situación del fundador de WikiLeaks, desde el punto de vista humano "no es sostenible, no puede vivir una persona en esas condiciones para siempre, y estamos buscando de manera muy, muy respetuosa con el Reino Unido para ver mecanismos de solución", indicó la canciller.

Recordó que el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detenciones Arbitrarias ha dicho que el australiano se encuentra en una "situación de detención arbitraria".

La titular de la diplomacia ecuatoriana recalcó que "sigue inalterada" la protección a Assange por parte del Gobierno ecuatoriano, liderado ahora por Lenín Moreno, del mismo movimiento político que Correa.

Y remarcó: "Seguiremos protegiendo a Julian Assange mientras su integridad física y psicológica corran peligro. Nosotros somos un país defensor de los derechos humanos, un país, además, que respeta el derecho internacional".

Consultada sobre los rumores en redes sociales de que Ecuador pudiese otorgar la nacionalidad a Assange, Espinosa argumentó que ese tipo de datos "no merecen ni los comentarios ni la opinión" de la Cancillería, más aún si se trata de un tema "tremendamente delicado", que lo tratan de forma bilateral con el Reino Unido.