SECCIONES DENoticias

Trump permitirá a estados sólo dar Medicaid a quienes trabajen

Azteca América Azteca América

11 de enero de 2018, 18:11 hrs

medicaidAdministradora de Los centros de servicio de Medicare y Medicaid, Seema Verma. 14 de marzo de 2017. Imagen de archivo: Reuters

En la década de los sesenta, Lyndon Johnson, presidente del Partido Demócrata y posteriormente mandatario de Estados Unidos, creó un par de programas dentro de su iniciativa llamada ‘Great Society’, la cual tuvo como misión luchar contra la pobreza y la desigualdad de acceso a servicios para comunidades vulneradas. Dichos programas recibieron el nombre de Medicare (para jubilados) y Medicaid (para personas de escasos recursos), los cuales mantienen actualmente. 

A pesar del éxito de ambas acciones, el Partido Republicano siempre las ha criticado y querido borrar del panorama, pues considera que es un gasto excesivo para el contribuyente estadounidense. Y es que, tan sólo el Medicaid cubre a más de 68 millones de ciudadanos con bajos ingresos, incluidos niños, mujeres embarazadas, discapacitados y los jubilados ya citados. 

El primer gran cambio de este programa en casi 50 años podría suceder en días recientes, pues el Gobierno de Trump emitió una orden que permitirá a varios estados del país imponer trabajo, entre otros requisitos, a los inscritos en el Medicaid

De ponerse en marcha, los Gobiernos estatales podrán exigir a sus beneficiarios que laboren, realicen algún voluntariado/servicio social o se apunten a cursos de formación si quieren seguir amparados por este seguro. Por ahora, quedan excluidos de la orden todos los jubilados, las mujeres embarazadas, los discapacitados y los niños.

Estadounidenses, con 70% más probabilidades de morir de niños

Evidentemente esto ha levantado polémica, pues se vulnera a una parte de por sí frágil de la sociedad. A pesar de ello, la administradora de los Centros para los Servicios de Medicare y Medicaid, SeemaVerma, dijo en Twitter que “la medida mejorará los resultados al incentivar la participación en la comunidad de los beneficiarios”. Sumado a esto, la actual administración de la Casa Blanca mostró estudios en los cuales se relaciona una mayor esperanza de vida con la obtención de mayores ingresos, pues “aquellas personas sin trabajo tienden a la depresión, mala salud e incluso la muerte”. 

Por supuesto que este argumento ha sido rechazado por diferentes asociaciones y autoridades médicas. Matt Salo, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Directores de Medicaid, dijo “cuando la iniciativa se ponga en marcha, seguramente existirán demandas en los tribunales”. ¿Por qué ocurrirían estos juicios? Porque simple y llanamente, como señala Leonardo Cuello, Director de Política Sanitaria del Programa Legal de Salud Nacional, “es un acto ilegal”. De ese tamaño las reformas de Trump

Reforma fiscal de Trump se pagará a costa de Medicaid y Medicare