SECCIONES DENoticias

Encuentran cuerpo violentado de niña pakistaní en un basurero

Azteca América Azteca América

11 de enero de 2018, 19:11 hrs

Según las costumbres musulmanas  las personas muertas deben ser enterradas inmediatamente. El padre de la pequeña Zainab faltará a esta regla y no enterrará el cuerpo hasta que el culpable de la violación y muerte de su hija sea castigado. 

Este martes, la policía encontró el  cuerpo de Zainab en un contenedor de basura a una milla de su casa en Kasur, ciudad en la provincia de Punjab. Según los primeros informes de la autopsia, Zainab había sido violada varias veces y estrangulada cuatro o cinco días antes.

"No la sepultaremos hasta que obtengamos justicia", dijo el padre de la niña. 

Imágenes de cámaras de seguridad que muestran a Zainab caminando de la mano del secuestrador, han circulado en línea y han sido publicitadas por varios medios de comunicación paquistaníes, esperando que alguien lo identifique.

Liberan al peor delincuente sexual de Reino Unido

Las autoridades dicen que el ADN recuperado del cuerpo de Zainab, según la evidencia preliminar, sugiere que el perpetrador era alguien de su familia. Pero los legisladores también  dan a entender que la familia de Zainab debe responsabilizarse por lo sucedido. "La seguridad de un niño es responsabilidad de sus padres", dijo al diario el ministro de derecho de Punjab, Dawn Rana Sanaullah. 

El padre de Zainab, sin embargo, ha señalado a la policía:  "Si la hubieran actuado inmediatamente, el culpable ya  habría sido atrapado", dijo a los periodistas.

El abuso sexual infantil ha sido un problema recurrente en Kasur. Al menos 12 niños han sido atacados sexualmente y asesinados en los últimos dos años. El mes pasado, una niña de 9 años desapareció del centro de la ciudad cerca de su casa. Ella escapó de su captor pero los informes indican que sigue "severamente traumatizada".

Sin embargo, el caso de Zainab parece haber tocado un nervio, provocando la atención de políticos, atletas y artistas. El miércoles, estallaron disturbios por presunta inacción de las autoridades. Al menos dos personas fueron asesinadas a tiros cuando los manifestantes intentaron irrumpir en una estación de policía para exigir justicia, según Dawn. 

Joshua Boyle, exrehén de talibanes, arrestado por agresión sexual