SECCIONES DENoticias

Lupita, la niña de las calcetitas rojas, tenía cinco años y se convirtió en la nueva víctima de feminicidio en México

Jimena Barragán Jimena Barragán

12 de enero de 2018, 11:57 hrs

La mañana del 18 de marzo del 2017 los vecinos de la colonia El Sol en Nezahualcóyotl, Estado de México, un estado en el centro de México, descubrieron el cuerpo semidesnudo de una niña de no más de 5 años de edad, abandonado en un terreno baldío. 

La niña muerta presentaba múltiples contusiones, vestía una sudadera y calcetas rojas, por lo que Verónica Villalvazo, activista mejor conocida como Frida Guerrera la nombro "calcetitas rojas". Tenía una cobija colocada en la cabeza y a un lado sus botas negras. La menor permaneció sin ser identificada hasta diciembre cuando se inició un proceso contra su mamá, Yadira, y su padrastro, Pablo. 

Pasaron 9 meses para que se conociera la identidad de la menor. Su nombre era Lupita, su padrastro la golpeó porque se orinó y no les avisó. Los golpes no eran algo fuera de lo normal; sin embargo, el golpe que recibió en la cabeza le provocó la muerte. 

Era muy pequeña, los peritos la habían identificado como una niña de entre 3 y 5 años, de 95 centímetros. Llena de tierra, con golpeas y lastimada también del área genital. 

Expertos hicieron un dibujo de cómo se debió haber visto la niña con vida. La llamaban Yolloxochitzin, flor de corazón. 

Un hombre identificó su rostro en el televisor y fue clave para encontrar a los responsables. Lupita vivió con él y con su familia durante un tiempo, pues según su declaración, su mamá se la había regalado; sin embargo, meses después volvió y le pidió dinero a cambio de quedarse con ella. 

El hombre no tuvo los 20 mil pesos que la mujer le pedía y se llevó a Lupita. El testigo aseguró que su mamá era drogadicta.

En 2016 se perpetraron 7.5 feminicidios al día en México

En México se mata a mujeres: Feminicidios en 2017

Villalvazo aseguró que la dependencia se negó a dar a conocer fotografías del rostro de la menor, lo que imposibilitó la localización de sus familiares.

La muerte de Lupita fue considerada como feminicidio, pues tiene las mimas marcas de violencia que se estipulan en ese crimen, que en México es muy común. 

Del 1 de enero al 17 de septiembre del 2017 se contabilizaron mil 297 feminicidios en el país, de acuerdo con Frida Guerrera Villalvazo, autora de un blog que recopila los casos. De enero a junio hubo 647 asesinatos de mujeres en 11 estados, de los cuales sólo 204 han sido investigados como feminicidios, reporta el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

Desde que se encontró el cuerpo Verónica Villalvazo comenzó a investigar sobre el caso, para lograr encontrar a los familiares de Lupita; sin embargo, su investigación se complicó debido a las actuaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México

El 9 de junio de 2017 el cuerpo de Valeria Teresa, de 11 años, fue encontrado al interior de una combi de la Ruta 40, en la colonia Benito Juárez, municipio de Nezahualcóyotl, Estado de México.

Antes de ser violada y asesinada la menor fue reportada como desaparecida ante las autoridades de la entidad, quienes le comentaron a la familia que no se debían de preocupar, ya que ella, estaba con su “novio”.

Taylor Swift dio su mensaje más importante desde un tribunal

Siete cuadras antes de llegar a su casa, Valeria Teresa tomó una combi, la cual modificó su trayectoria, por lo que la menor no llegó a su destino. Veintiún horas después de desaparecer fue encontrada sin vida. El 10 de junio las autoridades detuvieron a José Octavio Sánchez Raso, conductor de la unidad y lo ingresaron al penal Neza-Bordo, por el asesinato de Valeria.

Sin embargo, el 16 de junio fue encontrado sin vida. 

A nivel nacional, el 66.1% de las mujeres ha sufrido al menos un incidente de violencia emocional, física o sexual a lo largo de su vida. Pero del total de víctimas el 88.4% no solicitó apoyo a alguna institución ni presentó queja o denuncia ante alguna autoridad porque lo minimizaron, tuvieron miedo a las consecuencias, no sabían dónde hacerlo, por vergüenza o porque creyeron que no les creerían o incluso las culparían, reveló la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Aunque existe la Alerta de Género en algunos estados como Guanajuato o el Estado de México, las víctimas han acusado que no se tipifica primero el homicidio como feminicidio para luego descartarlo de ser el caso.

No tipificar los asesinatos de mujeres por ser mujeres se debe a "la negación de las autoridades por aceptar lo que sucede y creen que no se ve”. El Código Penal, dijo Frida Guerrera en entrevista para Sin Embargo, señaló que por el simple hecho de que una mujer desaparezca primero debe tipificarse como un feminicidio, “un acto que está asesinando a la sociedad”.

En México las víctimas y familiares de las mismas no denuncian y las que lo hacen se encuentran con procesos llenos impunidad, corrupción y revictimización, en los que se intenta responsabilizar a las víctimas por el crimen. Una persona se atreve a desaparecer, violar y asesinar a una mujer en México debido a la ineficacia de las autoridades. 

Cada cuatro horas una niña, joven o mujer adulta fue asesinada durante la última década en las 32 entidades federativas, según registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Es por eso que el feminicidio es un tema que debería de preocuparnos a todos y tomar acciones, la violencia de género no respeta edades ni condiciones sociales y debe de terminar.

Mujeres de todo el mundo reclaman fin de la violencia machista