SECCIONES DENoticias

Trump insiste en tachar a inmigrantes de criminales para negociar muro

Azteca América I EFE Azteca América I EFE

07 de febrero de 2018, 10:20 hrs

trumpEl president Donald Trump se reunirá con miembros del Congreso en la Casa Blanca para discutir temas de crimen e inmigración, específicamente, la pandilla MS-13. 6 de febrero de 2018. Imagen: Reuters 

El presidente, Donald Trump, recibirá este miércoles en la Casa Blanca a funcionarios, congresistas y agentes de la ley para analizar la "amenaza" que supone la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), mientras prosigue el debate en el Congreso para solucionar la situación de miles de jóvenes indocumentados conocidos como "dreamers".

"El presidente mantendrá una reunión de debate hoy a las 13:45 (ET) con agentes de aplicación de la ley y líderes comunitarios locales sobre la amenaza de MS-13", dijo a Efe un funcionario de la Casa Blanca, que pidió el anonimato.

Hace una semana, en su discurso sobre el Estado de la Unión, Trump llamó al Congreso a acabar con los "vacíos legales" que han "permitido que la MS-13 y otros criminales" entren a Estados Unidos.

Trump ha vinculado en numerosas ocasiones la inmigración ilegal con el auge de la criminalidad, y volverá a poner el acento en la violencia de la Mara Salvatrucha en un momento en el que la Casa Blanca y el Congreso tratan de impulsar una reforma que solucione la situación de miles de jóvenes indocumentados apodados "soñadores".

Bernie Sanders llama "bully" a Trump y le recuerda sus promesas rotas

"Necesitamos que los demócratas sean más duros en la frontera, y con la inmigración ilegal. ¡RÁPIDO!", escribió hoy Trump en Twitter, al lamentar la muerte de un jugador de la liga profesional de fútbol americano, Edwin Jackson, que fue presuntamente atropellado por un guatemalteco indocumentado que manejaba bajo el efecto del alcohol.

A finales de enero, Trump propuso al Congreso en enero una reforma que permitiría acceder a la ciudadanía a 1.8 millones de indocumentados que llegaron a EEUU de niños, a cambio de 25,000 millones de dólares para construir el muro y reforzar la seguridad fronteriza, y de una serie de cambios al sistema de inmigración legal.

La cifra de 1.8 millones de inmigrantes es superior a los 690,000 "dreamers" que están protegidos de la deportación por el programa DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia), cuya vigencia expira en marzo por orden de Trump.

Pero la propuesta del presidente ha recibido una respuesta fría entre los demócratas, y Trump ha subrayado que no aceptará ningún plan que no incluya fondos para el muro en la frontera con México y aborde sus otras prioridades, como las trabas a la reunificación familiar de los inmigrantes legales.

"No son soñadores, no caigan en esa trampa": Trump sobre indocumentados

"Si los demócratas se oponen a este acuerdo, es que no van en serio en su apoyo a DACA, sino que lo único que quieren son fronteras abiertas", afirmó Trump en otro tuit.

A la reunión en la Casa Blanca tenían previsto asistir el jefe de gabinete de Trump, John Kelly; la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen; varios agentes migratorios, cinco congresistas y los sheriff de tres condados en Maryland, Virginia y Massachusetts.

La Mara Salvatrucha, una pandilla que nació en Los Ángeles en la década de 1980, cuando miles de salvadoreños emigraron a Estados Unidos para huir de la guerra civil en su país, cuenta con unos 10,000 miembros en todo el territorio estadounidense, según cifras del Departamento de Justicia.