SECCIONES DENoticias

Miami: Arrestan a abuelos brasileños acusados de secuestrar a su nieto

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

07 de febrero de 2018, 14:25 hrs

Los abuelos brasileños de un niño estadounidense, quien en 2013 fue llevado de visita a Brasil por su madre y nunca regresó con el menor a Estados Unidos, fueron detenidos el miércoles en Miami a su llegada al país, donde enfrentan una denuncia criminal por "secuestro infantil".

El caso criminal fue presentado por el padre del niño, el estadounidense Christopher Scott Brann, ante una corte del Distrito Sur de Florida, donde los abuelos tienen prevista hoy una primera audiencia, informó Juan Miramontes, uno de los abogados demandantes, de la firma Perseus Strategies.

Carlos Otavio Guimaraes, presidente de ED&F Man Brasil, y su esposa Jemima Guimaraes, abuelos de Nicolás Brann, de 8 años, fueron detenidos a su llegada al país en el Aeropuerto Internacional de Miami, precisó el abogado.

El padre del niño, que fue llevado a Brasil cuando tenía 4 años de edad, lamentó este miércoles el arresto de sus exsuegros, que también tienen la ciudadanía estadounidense.

"Todo lo que siempre quise, y todo lo que quiero, es que mi hijo Nico tenga igual acceso a sus dos padres amorosos", expresó en un comunicado de los abogados.

Encerró a sus hijos por 10 años para “protegerlos de la sociedad”

Aseguró que está dispuesto a solicitar a la Fiscalía que sea "indulgente" en el manejo del caso contra la pareja si el menor regresa "inmediatamente" a Houston (Texas).

El abogado precisó que los abuelos están incluidos en la denuncia criminal al ser considerados cómplices del delito y que la evidencia revela que ellos habían preparado el terreno para que su nieto se quedara de forma indefinida en Brasil, pues le tenían lista la escuela donde estudiaría.

Señaló que la madre, Marcelle da Rocha Guimaraes, quien tiene la doble ciudadanía, está incluida en la demanda por los mismos cargos de secuestro infantil y conspiración.

La pareja contrajo matrimonio en Texas en 2008 y un año después tuvieron a Nicolás, pero en 2012 la brasileña solicitó el divorcio y comenzaron a compartir la custodia del menor.

Al año, ella pidió permiso a su exmarido para llevar a Nicolás a una boda familiar en Brasil, pero ninguno de los dos regresaron desde entonces a Estados Unidos.

El padre comenzó así una batalla legal en el país y fuera de él, incluyendo Brasil, para reunirse de nuevo con su hijo.

Sus abogados señalan que ambos gobiernos están de acuerdo que el menor "fue sacado ilegalmente" del país en violación del Convenio de La Haya sobre los Aspectos Civiles del Secuestro Internacional de Menores.

"Chris Brann ha vivido en el infierno durante los últimos cinco años como un padre amoroso al que se le negó injustamente el acceso a su dulce y maravilloso hijo", expresó otro de los abogados de Brann, Jared Genser.

Fingió secuestro de sus hijos para darle lección a la niñera

Los abogados precisan que una vez en Brasil, la exesposa solicitó la custodia exclusiva de su hijo.

Señalan además que la abuela usó los recursos de la escuela primaria que fundó para falsificar documentos archivados en el Tribunal Federal de Distrito en Brasil, acciones que ya están siendo investigadas por la Fiscalía General brasileña.

El caso es similar al del estadounidense David Goldman y su hijo Stan Goldman, hijo de la brasileña Bruna Bianchi, que llegó a ser incluso discutido en 2009 en la Casa Blanca por los entonces presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Barack Obama.

Ese año, la Justicia brasileña envió al niño a Estados Unidos para poner fin a un litigio entre su padre estadounidense y su familia materna brasileña.