SECCIONES DENoticias

Florida: Hombre recibiría pena de muerte por asesinato de niña de ocho años

Lorena Cuevas Solagaistua Lorena Cuevas Solagaistua

07 de febrero de 2018, 21:05 hrs

El lunes 12 de febrero comienza el juicio contra Donald James Smith, hombre de mediana edad acusado del secuestro, agresión sexual y asesinato de la niña Cherish Perrywinkle en Jacksonville (Florida).

En 2013, Cherish, de 8 años, y su madre conocieron a Smith en una tienda Dollar General. El hombre se ofreció a comprarles comida y ropa en el Walmart, ya que contaba con una tarjeta de regalo. La mamá no se mostró confiada en un principio, pero finalmente acabó aceptando debido a que Smith le dijo que estaba casado y que su mujer se encontraba también allí, lo que le dio cierta seguridad. Tras pasar un par de horas comprando, Smith se ofreció a llevarlas a comer una hamburguesa y en el camino él y la niña desaparecieron. La cámara de seguridad los grabó saliendo del centro comercial. Al día siguiente, la policía encontró a varios kilómetros el cuerpo de la niña y detuvo a Smith sin que pusiera resistencia.

Adolescente de 17 años enfrenta cargos por la muerte de dos niñas pequeñas

Concluyen que niña desaparecida fue asesinada con cloroformo

El juicio tendrá lugar el próximo lunes, cinco años después del crimen. Durante esta semana se elegirá entre los ciudadanos de Jacksonville a las personas que van a formar parte del jurado. La defensa alega que es imposible que se celebre un juicio justo en esta localidad debido a que la conmoción que provocó estos hechos entre los vecinos hace que pierdan la parcialidad. 

Si Smith se declara culpable, podría ser condenado a cadena perpetua o a pena de muerte si el jurado lo decide por unanimidad (12 votos a favor).

Según investigaciones de la revista People, Smith ha sido arrestado por abuso sexual y secuestro a menores en más de una ocasión. De hecho, tres semanas antes de la desaparición de Perrywinkle, había salido de prisión donde había cumplido un año de condena por intento de suplantación de un empleado público y abuso infantil. El alto número de condenas que tiene a su espalda ha hecho que esté registrado como delincuente sexual.

Que un hombre con un pasado delictivo de estas características haya cumplido condenas tan irrisorias por hechos tan graves indica que el sistema falla y que lo que necesitamos es una justicia no vengativa que devuelva la dignidad a las víctimas.