SECCIONES DENoticias

Esperanza de vida en EEUU disminuye por opiáceos, alcohol y suicidios

Jimena Barragán | EFE Jimena Barragán | EFE

08 de febrero de 2018, 12:07 hrs

opioideImagen: Depositphotos

A fines de 2017 el Centro Nacional de Estadísticas de Salud publicó el informe Mortalidad en los Estados Unidos: 2016 en el que se constata que la esperanza de vida al nacer decreció de 78.7 años en 2015 a 78.6 en 2016.lo que provocó que la esperanza de vida en Estados Unidos disminuyera.

Según el NCHS, de los más de 64,000 muertos por esta causa en 2016, más de 42,000 fueron por opiáceos tanto para prescripción médica como los que se preparan "en la calle" mezclados con heroína o cocaína, e incluso con metanfetaminas.

James Walsh, subsecretario interino de la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL) de Estados Unidos y uno de los participantes de la cumbre sobre los Opioides, que reúne este jueves en Miami, se mostró preocupado de esas mezclas mortales y por la venta del fentanilo por internet.

"Se vende en la 'Dark Web' (la internet oscura), y dado que las ganancias se distribuyen a través de bitcoin o cualquier otra criptomoneda, es una nueva manera, y eso es lo que más nos preocupa, que tenemos casi un nuevo paradigma o un nuevo modelo de negocio", expresó Walsh a Efe.

El fentanilo es un analgésico sintético de la familia de los opiáceos similar a la morfina, pero es entre 50 y 100 veces más potente, y está clasificado en Lista II, la más restringida de todas las drogas legales aprobadas.

Incrementan bebés "adictos" a opiáceos: Senadora de Florida

El fiscal general, Jeff Sessions, recalcó que todas las instancias del gobierno deben tomar medidas "drásticas" para controlar la "emergencia de salud pública" decretada en octubre pasado por el presidente Donald Trump, como se hizo durante la bonanza de la cocaína que llegaba principalmente de Colombia.

Según datos de la cumbre, la mortalidad por sobredosis de drogas es como si cada 21 días ocurriera de nuevo un ataque terrorista como el del 11 de septiembre 2001, que dejó más de 3,000 muertos en la ciudades de Nueva York y Washington y el estado de Pensilvania.

El impacto económico de esta crisis llega a los 504,000 millones de dólares, según las cifras oficiales.

Sessions señaló que esta reunión de este jueves da seguimiento a otras con sus homólogos de México, Colombia y los países del Triángulo Norte de Centroamérica para diseñar iniciativas conjuntas para detener el tráfico de estas drogas.

De igual forma con líderes de China, que es el principal país de origen del fentanilo que llega a Estados Unidos.

Uno de los principales factores de ese empeoramiento de la esperanza de vida es el problema de las drogas en Estados Unidos, según los especialistas. 

En 1960, Estados Unidos tenía la esperanza de vida más alta del mundo. Desde entonces, ha perdido terreno frente a otras naciones industrializadas.

La esperanza de vida en Estados Unidos es ahora 1.5 años menor que la de un grupo de 35 naciones conocida como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, que incluye Australia, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, México, los Países Bajos y el Reino Unido entre otros .

El informe encontró que los estadounidenses tienen peor salud que otras naciones en muchas áreas, incluidos los resultados de nacimiento, lesiones, homicidios, embarazo adolescente, VIH / SIDA, obesidad, diabetes y enfermedades del corazón. Los estadounidenses también incurren en conductas poco saludables o riesgosas, como el alto consumo de calorías, el abuso de drogas y la posesión de armas de fuego, viven en ciudades diseñadas para automóviles en lugar de peatones o ciclistas, tienen un apoyo social más débil y carecen de seguro de salud universal.

"Las consecuencias de estas elecciones son nefastas: no solo más muertes y enfermedades, sino también costos crecientes de la atención médica, una fuerza de trabajo más enferma y una economía menos competitiva. Las generaciones futuras pueden pagar el mayor precio", concluye el informe.

La caída en la esperanza de vida se debe a algo más que la crisis de los opiáceos, citada como una de las causas principales en el informe de los CDC del año pasado, dijo Steven Woolf de la Universidad de Virginia y coautor del segundo informe.

"Es un problema mayor, que involucra la adicción a los opiáceos, pero también sobredosis fatales de otras drogas", dijo. Más importante aún, señaló que está acompañado por un aumento dramático en las muertes por abuso de alcohol y un aumento en la tasa de suicidios.

De lejos, el informe encontró que es un problema rural más que urbano. "El problema se concentra en los condados rurales, en su mayoría blancos, que a menudo han luchado durante muchos años con salarios estancados, desempleo, pobreza y la pérdida de las principales industrias que alimentaron las economías locales", señaló Woolf.

Fentanilo, la droga 50 veces más potente que la heroína que está revolucionando el narcotráfico