SECCIONES DENoticias

El Mes de la Historia Negra como medicina para el olvido

Lorena Cuevas Solagaistua Lorena Cuevas Solagaistua

08 de febrero de 2018, 19:54 hrs

Imagen, pixabay, flickr, wikipedia

Imagen: Pixabay | Flickr | Wikipedia

Martin Luther King Jr., Rosa Parks, Malcolm X y Dorothy Height son nombres que durante estas semanas resonarán con más fuerza en escuelas y universidades gracias al Mes de la Historia Negra, que, desde 1976, se celebra en Estados Unidos y Canadá.

La celebración se remonta a principios del siglo XX, cuando el historiador Carter G.Woodson, hijo de padres esclavos que lograron su libertad tras la Guerra Civil de Estados Unidos, se dio cuenta de la historia de los ciudadanos negros no tenía lugar en el sistema educativo. Para paliar esta falta de información, fundó la Asociación para el Estudio de la Vida e Historia Afroestadounidenses (ASALH) y más tarde, en 1926 junto con el ministro afroamericano Jesse E. Moorland, instituyó la Semana de la Historia del Negro a mediados del mes de febrero, a la que hizo coincidir con el cumpleaños del presidente Abraham Lincoln y el escritor abolicionista Frederick Douglas.

Las escuelas les están enseñando a los niños una historia del racismo distorsionada

En 1976, aniversario del bicentenario de la nación, el presidente Gerald R.Ford la amplió a todo el mes de febrero e instó a la población a través de un comunicado a “aprovechar la oportunidad para honrar los logros demasiado a menudo descuidados de los estadounidenses negros en todas las áreas de actividad a lo largo de nuestra historia". 

Desde entonces, todos los meses de febrero las universidades y escuelas ofrecen programas educativos enfocados en conocer la historia afroestadounidense y, además, desde las instituciones públicas se realizan eventos conmemorando a los grandes líderes afroamericanos.

Algunas voces críticas señalan que dedicar sólo unas semanas a un colectivo que ha sido completamente silenciado del discurso oficial y cuyos derechos humanos han sido vulnerados durante tantos años no es suficiente, sino que es necesario luchar para que el sistema educativo incluya como parte inseparable de la historia de Estados Unidos la historia afroamericana

FYI: Los símbolos racistas que reviven en EEUU

Mientras eso ocurre, este mes sirve para conocer el pasado que nos es común y que nos ayuda a entender el presente, ya que sin memoria histórica no hay reparación. 

Recordar la esclavitud, la pobreza y la violencia que a la que ha sido sometida sistemáticamente la población negra, pero también sus logros históricos, y su lucha por la libertad y la igualdad, es una oportunidad de recuperar la memoria colectiva y hacer justicia a todas las mujeres y hombres negros que son imprescindibles en la historia de Estados Unidos.