SECCIONES DENoticias

Italianos desaparecidos en México, vendidos por 52 dólares a un cártel local

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

26 de febrero de 2018, 13:06 hrs

Policías de Teclaitlán, Jalisco ha sido arrestados por su participación en el secuestro de tres hombres italianos, de quienes no se sabe su paradero desde el 31 de enero.

Francesco Russo hijo de uno de los napolitanos secuestrados dijo en una entrevista a la  emisora pública italiana RAI1: "Los vendieron por 43 euros (52 dólares aproximadamente), algo monstruoso...los policías mexicanos vendieron a mis familiares por 43 euros de m..., es terrible. Esos sí son criminales, no mi hermano, ni mi padre ni mi primo", declaró.

Russo también afirmó que teme por la vida de Antonio y Raffaele Russo y Vincenzo Cimmino, todos originarios de Nápoles.

De acuerdo a las información más reciente  fueron cuatro policías, entre ellos una mujer, quienes detuvieron y entregaron a los hombres a un grupo criminal local. Los policías fueron detenidos y confesaron haber "vendido" a los italianos a un cártel, sin embargo no se sabe el nombre de éste.

Locutor Mario Cañas Luna desaparece en Ciudad de México

Jalisco actualmente se encuentra dominado por el cártel Nueva Generación, que se ha convertido en uno de los cárteles más poderosos y al que se le han atribuido varios hechos violentos.

Según declaraciones de Russo, su padre no estaba utilizando documentación falsa en su estancia en México como se ha dicho y junto a los otros dos hombres, estaba en el país para vender generadores eléctricos.

En Italia se han movilizado exigiendo la aparición de sus compatriotas a través de marchas, además de que los familiares aseguran que ninguno de los tres está involucrado con el crimen organizado y que solo son comerciantes.

De acuerdo a información dada por la familia, Raffaele fue el primero en desaparecer, dos horas más tarde los otros dos hombres salieron a buscarlo de acuerdo a al información del GPS del vehículo que había rentado.

Al llegar al lugar marcado por el GPS, Antonio y Vincenzo fueron rodeados por la policía local. el último mensaje que tienen de Antonio a su familiar fue: Estábamos poniendo gasolina y unos policías nos detuvieron. Dos motos y una patrulla. Nos detuvieron y nos dijeron 'síganos". "Ahora estamos siguiendo a la policía, a uno que dijo 'vengan con nosotros".

El fiscal no ha dado a conocer el motivo por el cual los policías locales entregaron al grupo delictivo a los presuntos comerciantes.