SECCIONES DENoticias

Data sugiere que Trump sí ganó gracias a Rusia

Azteca América Azteca América

27 de febrero de 2018, 17:55 hrs

vladimir pEl presidente ruso, Vladimir Putin, en una gala en el Kremlin en Moscú. Imagen: Reuters.

La comunidad de inteligencia de Estados Unidos desarrolló evidencia sustancial de que los sitios web estatales o los sistemas de registro de votantes en siete estados se vieron comprometidos por operativos encubiertos respaldados por Rusia antes de las elecciones de 2016, pero nunca se lo dijeron a los estados involucrados, de acuerdo con varios funcionarios de Estados Unidos.

La inteligencia secreta solicitada por el presidente Barack Obama en sus últimas semanas en el cargo identificó siete estados donde los analistas, que sintetizan meses de trabajo, tenían razones para creer que los operativos rusos habían comprometido sitios web o bases de datos estatales, reporta NBC News.

Tres altos funcionarios de inteligencia le dijeron a NBC News que la comunidad de inteligencia creía que los estados afectados durante enero de 2017 eran Alaska, Arizona, California, Florida, Illinois, Texas y Wisconsin.

Los funcionarios dicen que los sistemas en los siete estados se vieron comprometidos en una variedad de formas, con algunas infracciones más graves que otras, desde el ingreso a sitios web estatales hasta la penetración de las bases de datos de registro de votantes reales.

Si bien los funcionarios de Washington informaron a varios de esos estados en el periodo previo a las elecciones que las entidades extranjeras estaban investigando sus sistemas, a ninguno se le dijo que el gobierno ruso estaba detrás de eso, dijeron funcionarios del estado a NBC News.

Todos los funcionarios estatales y federales que hablaron con NBC News acordaron que no se cambiaron los votos y que no se eliminó a los votantes.

Por miedo a que mienta, abogados recomiendan a Trump no hablar con Mueller

De acuerdo con los documentos de inteligencia clasificados, la comunidad de inteligencia define una "entrada" comprometida como real en los sitios web de las elecciones, los sistemas de registro de votantes y los sistemas de búsqueda de votantes.

NBC News contactó a los siete estados comprometidos, así como a 14 estados adicionales que según el Departamento de Seguridad Nacional fueron investigados durante las elecciones de 2016.

Hasta el día de hoy, seis de los siete estados niegan haber sido violados, según sus propias investigaciones cibernéticas. Es una discrepancia que subraya cuán poco preparados están los expertos que piensan que Estados Unidos es para la próxima ola de interferencia rusa que los oficiales de inteligencia dicen que viene.

Ocho meses después de la evaluación, en septiembre de 2017, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de la administración Trump finalmente se puso en contacto con los funcionarios electorales en los 50 estados para informarles si sus sistemas habían sido atacados o no. Le dijo a 21 estados que habían sido atacados, y los funcionarios de Estados Unidos reconocieron que algunos de esos intentos habían tenido éxito.

"Creo que la administración Obama debería haber estado haciendo mucho más para presionar a los rusos en general", dijo Juan Zarate, un analista de NBC News que fue asesor adjunto de seguridad nacional para combatir el terrorismo bajo el presidente George W. Bush. "Creo que Estados Unidos fueron muy mansos y leves en la forma en que respondimos a la agresión rusa".

Denis McDonough, quien fue el último jefe de personal de Obama, no está de acuerdo, argumentando que la administración actuó para frustrar a los rusos antes y después de las elecciones. Los portavoces de la administración Obama también dicen que transmitieron información sensible sobre los compromisos del estado a los líderes del Congreso.

Twitter informó a usuarios de influencia rusa durante el 2016

"La administración tomó una serie de medidas para hacer retroceder a los rusos para incluir sanciones de gran alcance, medidas diplomáticas para expulsar a las personas asociadas con el esfuerzo ruso de este país y también advirtiendo a nuestros amigos y aliados", dijo.

El Departamento de Seguridad Nacional de Trump, al igual que bajo la administración Obama, se ha negado a compartir la evaluación de inteligencia sobre qué estados estaban realmente comprometidos, de acuerdo con funcionarios electorales estatales.

Este mes, en una entrevista exclusiva con NBC News, Jeanette Manfra, actual directora de ciberseguridad en el Departamento de Seguridad Nacional, dijo que "un número excepcionalmente pequeño" de esos 21 estados "realmente fueron exitosamente penetrados". Pero Manfra se negó a responder preguntas sobre la evaluación de inteligencia clasificada, o decir específicamente cuántos estados habían sido penetrados.

trumpTrump anuncia la iniciativa Históricamente Universidades Negras y Universidades (HBCU) en la Casa Blanca en Washington. Imagen: Reuters.

Los principales funcionarios electorales de los 50 estados se reunieron este mes en Washington para asistir a una conferencia de la Asociación Nacional de Secretarios de Estado y recibieron autorizaciones de seguridad temporales para una sesión informativa de amenazas de funcionarios de inteligencia. Según dos funcionarios presentes, uno de la comunidad de inteligencia y el otro un funcionario del estado, la inteligencia real sobre los compromisos del estado no fue compartida.

Si bien numerosos funcionarios electorales estatales dijeron a NBC News que el Departamento de Seguridad Nacional ha estado intensificando las comunicaciones con ellos, muchos dicen que están preocupados de que todavía no reciban suficiente información de Washington.

El mismo Illinois detectó un "ciberataque malicioso" en su sistema de registro de votantes en el verano de 2016 y lo denunció al DHS, alegando que se había accedido a sus listas de votantes pero que nada había sido alterado. Es el único estado que reconoce el compromiso real.

Los otros seis estados de la evaluación de enero de 2017, sin embargo, dicen que cuando el DHS les dijo el pasado septiembre que sus sistemas habían sido atacados, aún no les dijo que sus sistemas se habían visto comprometidos. Los seis también dicen que según sus propias investigaciones cibernéticas, creen que sus sistemas electorales nunca se vieron comprometidos.

Tres estados dijeron públicamente en septiembre que, si bien algunos sitios web estatales se vieron afectados, ninguno estaba directamente relacionado con la votación; por ejemplo, Texas confirmó que algunos de sus sitios fueron "escaneados". Pero un ex alto oficial de inteligencia le dijo a NBC News que este tipo de sondeos también pueden ser graves, ya sea como puertas de entrada a otras redes o como reconocimiento de futuros ataques.

Rick Gates se declara culpable; cooperaría con Mueller