SECCIONES DENoticias

Departamento de Justicia demanda a California por leyes santuario

Azteca América Azteca América

06 de marzo de 2018, 21:50 hrs

Imagen, Reuters

Imagen: Reuters

La Administración de Trump subió de tono su agenda en inmigración este martes al presentar una demanda contra California por las leyes santuario aprobadas para proteger a los inmigrantes indocumentados. 

El Departamento de Justicia demandó a California, al gobernador Jerry Brown, y al fiscal estatal, Xavier Becerra, por haber aprobado las leyes estatales, ya que éstas le hacen imposible a los agentes de inmigración hacer su trabajo de deportar a criminales. Según informa The New York Times, el Departamento de Justicia catalogó a tales leyes inconstitucionales y pidió a un juez que las bloqueara.

El gobernador Brown dijo que este movimiento de la Administración de Trump era una "treta política".

"En un momento de confusión política sin precedentes, Jeff Sessions vino a California para dividir y polarizar aún más a Estados Unidos. Jeff, estas tretas políticas quizás sean la norma en Washington, pero aquí no funcionarán", declaró Brown.

De acuerdo con New York Times, Brown reiteró que las leyes estatales a favor de la protección de inmigrantes indocumentados prohíben a las autoridades locales de preguntar por el estatus migratorio, pero que no prohíbe a los agentes federales de inmigración trabajar con los alguaciles locales o de cooperar con ellos en la deportación de personas.

A seis meses de la amenaza de Trump, el Congreso no está ni cerca de resolver DACA

Esta es la primera vez que el Departamento de Justicia, bajo el liderazgo de Jeff Sessions, presenta una demanda contra a un gobierno estatal o local únicamente por sus políticas de inmigración, en este caso contra las leyes promulgadas hace unos meses.

Una de ellas es la California Values Act  (Ley de Principios de California) o SB 54, la cual limita a las agencias estatales y locales de compartir información con agentes federales sobre criminales o sospechosos, a menos que éstos hayan sido condenados por crímenes graves.

Otra es la Immigrant Worker Protection Act (Ley para la Protección del Trabajador Inmigrante) o AB 450, que prohíbe a los negocios y empleadores permitir que agentes federales de imigración accedan a información sobre los trabajadores. 

De acuerdo con The New York Times, esta no es la primera vez que el Departamento de Justicia demanda a un estado. Durante la Administración de Obama, el Departamento demandó a una escuela de Georgia por segregar innecesariamente a alumnos discapacitados de los salones. También demandó a Carolina del Norte por un proyecto de ley que restringía a las personas transgénero el uso de baños. Según el Times, Sessions deshizo la demanda.

USCIS: Estados Unidos ya no es "nación de inmigrantes"