SECCIONES DENoticias

Exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, se declara inocente de cargos de Mueller

Azteca América | EFE Azteca América | EFE

08 de marzo de 2018, 13:54 hrs


El exjefe de campaña de Donald Trump, Paul Manafort, a la salida de la Corte de Distrito en Washington, Febrero 28, 2018. Iamgen: REUTERS

Paul Manafort, exjefe de campaña del presidente, Donald Trump, se declaró este jueves como no culpable de varios cargos, incluyendo fraude bancario y declaraciones de impuestos falsas, presentados por el fiscal especial para la trama rusa, Robert Mueller, en un tribunal de Virginia.

Mueller presentó estos cargos como parte de la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016, la posible obstrucción de la justicia y los presuntos crímenes financieros de Manafort.

Esta es la segunda acusación formal que recibe Manafort a lo largo de la investigación de Mueller, que fue demandado por el propio exjefe de campaña a principios de año junto al fiscal general adjunto, Rod Rosenstein.

Paul Manafort será juzgado en septiembre; podría enfrentar 30 años de cárcel


Hasta ahora, el presidente Trump ha negado rotundamente la presunta coordinación entre su campaña y el Gobierno ruso parea perjudicar a su rival electoral, la demócrata Hillary Clinton.

El proceso contra Manafort es producto de la investigación de Mueller sobre los lazos entre Rusia y la campaña de Trump para influir en las elecciones presidenciales de 2016, pero no está relacionado con las actividades que Manafort desempeñó entre mayo y agosto de 2016 como jefe de la campaña de Trump.

Manafort, de 68 años, tuvo que dimitir tras descubrirse que había ocultado a las autoridades un pago de 12.7 millones de dólares que recibió por asesorar al expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich.

Sin embargo, el asesor legal Rick Gates, exasistente de la campaña y amigo de Manafort, firmó en febrero una declaración de culpabilidad en la que admitió haber cometido delitos de conspiración contra Estados Unidos y falso testimonio a las autoridades que le imputó Mueller.

A raíz de esa admisión de culpabilidad, Gates puede convertirse en un testigo clave para que los investigadores examinen los posibles lazos entre la campaña de Trump y la intromisión del Kremlin en las elecciones.